relatos incesto

Siempre me han atraído las mujeres que rodean mi familia, por ejemplo, mi cuñada. Pedazo de hembra cada vez que venía por casa, hasta que un día solos me lancé a por ella como a por una perra en celo, ¡y es que cada día me gustaba más, menudos melones! Veis como chupa esta guarra rubia? Ella era un zorrón, aquí os dejo conversaciones y mamadas que tenía con ella, ya metidos en faena. He visto que se puede poner vídeos, mirad éste para comenzar a explicarlo. Y se entenderá mejor. Primero mirad qué culo Entonces mi cuñada aun con la cara llena de miLeer Relato —>

Comparte:

Hola, tengo 34 años, soy de Bs. As – Argentina, y tengo una pasión por las mujeres que podríamos definir “maduritas”, las maduras voyeur (más de 40 y cuando más años mejor). La historia que les contaré es 100% real y paso a principios de este año. Ingresé a una página Web de búsquedas de parejas, y envié varios mensajes a mujeres que coincidían con mi perfil de búsqueda. Grata fue mi sorpresa cuando encuentro la respuesta de Libelula, una mujer de 52 años, no podía creer mi suerte. Se las haré corta, luego de cruzar varios correos con, arreglamos para encontrarnos en una esquinaLeer Relato —>

Comparte:
relatos incesto y filial

Mi madre era el deseo de todos, sus tetazas daban leche para un cuartel. Allí se juntaron dos madres para sus pequeños, dando más que leche, amor filial, incesto, todo era poco para ella, era increíble hasta donde podían llegar con su calidez y ternura. Amor por todos los sitios, erecciones grandes y pequeñas de toda la familia. Aquí veo lo que familias pueden hacer, hay de todo ya veréis, es una familia italiana, pero para el caso, es casi lo mismo que la mía, en minuto 43.20 más o menos es muy bueno, me pone a mil, como pone a la pecadora en suLeer Relato —>

Comparte:
Relato incesto erótico incesto

Este relato dedicado a mi mujer, más guarra de lo que pensaba, no va y me dice que ha pillado a nuestro hijo másturbándose?, lo bueno de todo, no es eso, es que hasta le gustó verle y más aún, hasta que le masturbó ella no paró. Os dejaré un vídeo para que veáis lo que puede llegar a hacer una mamá si se lo propone Ahora ya paso a relatar lo que la guarra de mi mujer hace en familia   Relato sumamente tórrido el de mi mujer, bastante pervertida que deseaba a nuestro hijo más que a mí, ella le llamaba niño peroLeer Relato —>

Comparte:
relatos cornudos

Buenas noches, lo primero tengo que decir que he puesto el relato en la categoría de primera vez, porque aunque virgen no soy, pero fue la primera vez que disfruté dos pollas, entonces ahí lo he puesto. El día de la venda, y de cómo probé otra pollaextraña, Es domingo, estamos en casa de mis padres de comida familiar, junto con nuestras dos pequeñas, nuestras hijas. Mi hermana Pili no para de mirarme, le escama el porqué estoy tan feliz y porque mis mejillas están rojas como dos tomates cada vez que miro a mi esposo, mirándonos fijamente, sonriendo ambos, siendo cómplices los dos deLeer Relato —>

Comparte:
relatos sexo con maduros

Invitación al incesto, el abuelo que reconoce a su nieta en un lugar inapropiado, ella que no rehusa la invitación de su grueso paquete, y cómo la pequeña rubia disfruta con el viejo verde que se la cepilla sin miramientos. La historia que desde pequeña me atrajo, las pollas grandes de los abuelos, y éste, es un relato extraído casi de esta secuencia de blancanieves bien follada por su abuelo, no os perdáis la rubia a cuatro patas y cómo disfruta, su cara de gozo y asombro   Hola, hoy os cuento esta historia, que como mujer ya con cierta edad, me calienta solo pensar, yaLeer Relato —>

Comparte:
Relatos de cornudos

Mi vecina una cotilla, pero el marido cornudo, hasta nos llegó a filmar un día, como se la metía a la guarra de su mujer, alguien tenía que hacerlo, digo yo, digamos que ella se ponía algo que así, no hacia más que chupar Como esta tetona, chupona y a cuatro patas y cómo pajea qué facilidad en el minuto 6, solo hay que verla, menudo culazo, abajo si hay el vídeo de un cornudo que filma y todo, como lo hacía el de mi vecina, cornudo y filmador Os dejo unas fotos, de lo chupona que llegaba a ser       Mi vidaLeer Relato —>

Comparte:
Relatos incesto filial

Una tía así, con tetas de una vaca casi, impresionante, para dar y tomar, eso es lo que tenía yo, fue la primera que puede montar, ella me lo enseñó todo, hasta los pezones, era como pequeñas pollas, algo así como la rubia tetona, no me digáis que no está bien, digo yo…. En fín unas fotos y a ver qué paso entre mi tía y yo, la muy zorra.   Mi tía Pilar, que a pesar de estar muy bien, tenemos aquí tias en pelotas, que solo hay que verlas, y en acción y directo,… mucho más…     Nunca antes nadie me habíaLeer Relato —>

Comparte:

Sus padres habían salido esa noche, Juana y Miguel se quedaron solos viendo la tele como muchas veces, pero ese día se conocieron y se pudieron disfrutar como nunca creyeron. Es una historia incestual entre hermanos. Como decía, los hermanos Juana y Miguel estaban solos en casa esa noche. Sus padres habían ido de visita a casa de unos amigos, y no llegarían hasta dentro de dos días. Miguel era el mayor con 23 años, era un joven universitario normal y según sus padres muy responsable por lo tanto quedó al cuidado de su casa y de su hermanita Juana, una joven de 18 años.Leer Relato —>

Comparte:
relatos incesto y filial

Cómo disfrutaba con mi hijo adolescente, dándole de mamar como si fuera pequeño, mis mamas tenían suficiente fuerza para calentarlo, solo notarlo me ponía muy perra, aquí está la que tiene las tetas como yo, tetona y golos Unas fotitos y os cuento cómo jugaba con él a solas La fantasía de estar con mi hijo en la cama me había recorrido desde hacía mucho tiempo, era prohibido pero tremendamente erótico, cuando al final lo hice, más que excitada, fue agradecida como me sentí. Inicio de mi histora real prohibida Apagué la luz cenital del dormitorio y, descalza sobre la alfombra, caminé en silencio hastaLeer Relato —>

Comparte:
relatos incesto

Ella sola disfruta también, luego contaré, disfrutaba a solas con su amigo el duro siempre, como sra miss lady aquí abierta para todos nosotros, perra como ella sola Siempre a punto, cuántas veces la imaginé en la cocina como a esta guarra, cuántas? Unas fotos y entraré en la historia de mi mamá a mi putita Pues sí, la historia parece de esas que no se creen, pero es tan cierto como la vida misma, os lo relato por si alguno de vosotros os habéis visto en situación parecida, sé que no es muy normal, pero a veces pasa: Así que después de tomarme un descansoLeer Relato —>

Comparte:
Relatos interracial en Universo

Lo del maestro como me pone bastante mala, sexo interracial, relatos,  lo sigo contando… CAPITULO 2 Dijo con voz rotunda y firme mirándome los pechos grandes que tengo: “Vamos a ir a jugar donde sea más cómodo… a tu dormitorio.” Bajé al piso de estar montada a caballo sobre su regazo. Charles se levantó y luego me levantó en sus fuertes brazos como a una bebe para llevarme a mi dormitorio. Bajé la cabeza en su hombro y cerré los ojos. Cuando estábamos cerca del baño le dije: “Charles necesito refrescarme, por favor.” Él dijo: ¿”refrescarte o hacer pis?” Yo estaba sorprendida y murmuré: “Sólo paraLeer Relato —>

Comparte:
Relatos interracial erótico

Estuve durante años de casada y dedicada al hogar, con fantasías de relatos interraciales, interracial, las vueltas que da la vida me convierten en una mujer adicta a las pollas negras llena de aventuras en una escuela publica, haciendome llevar una doble vida entre el matrimonio y la infidelidad del sexo interracial….. Así pues, soy Betty , tengo 34 años, rubia, de ojos azules, buen cuerpo, estoy casada, con una típica familia de estos días, con un amoroso esposo, dos hermosos hijos de 8 y 4 años, con todas las necesidades y virtudes que el hogar acarrea. Supongo que como la mayoría de las familiasLeer Relato —>

Comparte:
Relatos de orgías

Se aproxima el verano, y contaré la histaria que a mis amigas y a mí nos pasó, uno de esos relatos de orgías excitantes, nunca pensamos que lo de menos fuera estudiar, follando casi todo el verano.Los nombres no son reales,pero la historia fue tal como la cuento.Habiamos terminado un examen de pena, difícil y estabamos en la puerta del aula comentando como nos habia ido.Ya habiamos terminado el curso,era el ultimo examen.Al salir del examen me crucé con Ruben.Ruben era el tiobueno de la clase.No era muy guapo,pero tenia un cuerpo de escandalo, y parecía un buen paquete.Yo le vi bailar en una discotecaLeer Relato —>

Comparte:
Relatos cornudos

Bueno, yo contaré, mi historia que es de cornamenta de cornudos cornamentados, o como diría el compañero de antes, no se sabe hasta que no se hace, y ya que vi que su historia era algo ligera la mía algo más larga; yo tuve mi primera vez como cornudo hace no mucho, y la verdad hay que estar ahi viendo como joden a tu mujer, de verdad… es para verlo, se imagina pero el disfrute para uno fantasioso como yo es demasiado aunque parezca que no es posible, pero lo es, os lo contaré detalladamente. Así que fantasías las hay de todo tipo, es un hecho.Leer Relato —>

Comparte:

Hola, incluyo este relato en la parte de confesiones, porque es una confesión, aunque lo más adecuado sería ponerlo en un apartado de lo que soy, un CORNUDO LITERAL. Os contaré mi que historia comienza hace 6 años cuando yo tome unas fotos de mi esposa posando para mi, lo cual me excitaba mucho pero después de varias fotos empecé a pensar si se me pierde mi cámara que pasaría me imagine a otros viendo a mi esposa desnuda y me excitó pensar que se masturbaran con sus fotos, después de un tiempo de pensarlo subí unas fotos a internet lo cual me ponía muchoLeer Relato —>

Comparte:
sexo maduras relatos

Profesora de secundaria en paro, de las maduras de verdad, pero no puede resistirme al paquete que tenía mi alumno que iba a su casa, al final tuve que abrirme entera para él, para ese jovencito que tenía lo que necesitaba, fui perra de un niñato por decisión propia, no puede resistirme. Así me vi yo, en su casa, abriéndome para él y chupando, como en el minuto 8 donde la profesora se baja las bragas, y se abre para su alumnito Hace unos años daba clases particulares a chicos de la secundaria. Los preparaba en lengua inglès , porque soy profesora de esa materiaLeer Relato —>

Comparte:
Relatos sexo maduras

Una madura insaciable la Doña Elena, esas tetas que siempre imaginaba al final fueron de este niñato por el que ella se perdió, nunca imagine lo puta que era. Todo comenzó de muy educadamente, y acabó siendo mi perra autentica. Relatos de maduras indescriptibles Como ella, tetona y putón. Él, es un chico de 18 años que acaba de terminar el curso de FP, sin notas brillantes pero con éxito, moreno de 1,80 ojos verdosos de constitución atlética y que tenía como hobby jugar al futbol en las categorías juveniles de un equipo de su barrio y apreciado por sus vecinos y familiares por suLeer Relato —>

Comparte:

Vamos a continuar con el tema de mi suegra, que sin ser una continuación exacta a lo anterior, voy a recrearla en un marco que bien parecería una novela incipiente al estilo inglés, espero les guste: Sin encontrar trabajo en mi ciudad, viaje al sur donde me coloque a trabajar de obrero en una constructora. Mi sueldo era el mínimo y apenas me alcanzaba para pagar una pequeña pensión y subsistir. Pasó el tiempo, conocí una muchacha tan pobre como yo y luego de un año, para ahorrar algo de dinero y formalizar nuestra relación, terminé viviendo con ella y su madre en una mediaLeer Relato —>

Comparte:

La primera vez que conocí a mi suegra, no me gustó para nada y no me refiero al físico, sino a su forma de ser, demasiado vulgar para mi gusto. De mal vestir, siempre fumando, con bromas en doble sentido todo el rato y malas palabras en toda su conversación, pero en fin, se dice que los parientes no se eligen. Debe haber tenido unos 38 años la primera vez que la vi, madre soltera, cuando en un romance de colegio conocí a su hija de mi misma edad 17 años, (hija única) , la que me invitó a su casa y me la presentó.Leer Relato —>

Comparte:

Me animo a contar una historia de esas de una mujer ya hecha con un pipiolo, que no ha visto casi un coño en su vida. Cuando uno menos lo espera, el sexo golpea tu puerta. Eran las 10 de la noche, venía llegando a mi casa, estaba estresado luego de un arduo día laboral. Ya había guardado mi auto y me preparaba para comer algo, acostarme, para ir al otro día a trabajar, cuando Mario, un amigo mío, me llega a visitar de improviso. Mario es el típico amigo que siempre esta cuando lo necesitas, amigo de infancia, amigo de la bohemia, de lasLeer Relato —>

Comparte:
Sexo con maduras relatos

Hola queridos lectores, gracias por todos sus comentarios, sexo con maduras, lo que atrae, aquí les traigo otra experiencia con mi cuñado y su polla descomunal que me hizo sentir tan bien, mucho más joven que yo, y muy caliente, que con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de los mejores amantes que e tenido a lo largo de mi vida. En esta ocasión, les relataré la 2ª vez que mi ex cuñado y yo tuvimos sexo, y desde la cual, se convirtió en mi amante habitual, como ya dije, este chico a pesar de la edad que tenía en ese entonces,Leer Relato —>

Comparte:

Qué tal? Me animo a contar una historia para chicas diria yo, aunque los hombres pueden compartirla, soy Marta este relato me sucedió hace 3 años, mi cuñado tenía solo 18 años de edad, lo que no sabía era que a sus 18 años, él ya tenía una experiencia sexual digna de un hombre mayor, ya que me hiso gozar como nadie lo había hecho hasta ese momento, e de decir que a sido la mejor experiencia sexual que tenido. Me describiré, tengo 37 años, soy alta, mido 1.73, delgada, de pechos grandes, los cuales son coronados por un par de pezones grandes y marrones,Leer Relato —>

Comparte:

Buenas tardes, mi nombre es Sandra, soy maestra, y de las maduras,  y este es mi primer relato, y lo que aquí les contaré, es 100% real, y me sucedió hace 1 año, espero que les agrade. He visto que aquí se pueden escribir relatos y creo que es un buen lugar para contar lo que me pasó. Aquí les dejo para ir degustando lo que me ponía de vídeos yo misma en mi casa, y es que los jóvenes siempre me atrajeron más que los de mi edad. Yo relataré cómo soy pero muy similar a esta mujer Bien, tengo 43 años, soy deLeer Relato —>

Comparte:

Nunca pensé que aquella avería en su ordenador me proporcionaría una sesión de sexo tan morbosa. Me llamo Fernando. Tengo cuarenta y dos años y trabajo en una gran empresa de seguros, donde me encargo del mantenimiento de los equipos informáticos. Aquel día había quedado con Marta para llevarla al intercambiador de autobuses ya que su coche había sufrido una avería. Marta era una mujer madura, de unos 55 años, morena, esbelta, algo rellenita, aunque su figura dejaba adivinar que fue dueña de un gran cuerpo hace veinte o veinticinco años. Por supuesto, jamás me había fijado en ella como mujer y, mucho menos, comoLeer Relato —>

Comparte:

Sus tetas caídas me volvían majara perdido, cada vez que entraba en el baño a ducharse y salir con esas tetazas, no podía aguantarme y se me empinaba sin querer, tocar sus tetas? siempre lo pensé, no me digas que estás tetas o estás del vídeo que me ponía justo despues de verla, no son buenas, en el minuto 3.20 se puede ver como se coloca de espaldas, así me gustaba imaginármela, colocándose la muy zorra Aquí van fotos de sus tetazas colgantes impresionantes La verdad que esas tetas caídas me volvían loco, y encima en mi propia casa. Continúaré ya que veo que tengo cosasLeer Relato —>

Comparte:
fotos caseras mujeres desnudas

Quería contar lo que me pasó con mi tía. Mirando sitios por internet he visto éste bastante novedoso, quería dejar constancia de que no todas las tías son lejanas, la mía la tuve bien cerca, cerca de mi polla mejor dicho. Y si otros pudieron escribir, ¿Por qué yo no? Así que decidí contar esta historia  y más que contaré. Lo que viene a mi mente ahora es que comencé mi vida sexual con prostitutas. Una de ellas muy especial, me tomó cariño y me enseño de todo. Decía: sois virgen de una chica normal, no como nosotras y no quiero que la lastimes oLeer Relato —>

Comparte:

Por aquel entonces tenía 21 años, me llamo Andrés, ahora ya han pasado siete desde aquella tórrida historia con mi prima. Para comenzar diré que mi familia está compuesta por mi madre (separada), un hermano y una hermana; ambos menores que yo, pero por poco. En aquel tiempo eramos los tres solteros, así que vivíamos con mi vieja. Estabamos pasando premuras económicas, ya que sólo mi madre contaba con trabajo, el dinero escaseaba. Así que mi hermano había encontrado un trabajo esporádico en una ciudad cercana a Santiago (ciudad en que vivo), donde vivía parte de mi familia materna. De pronto ese trabajo se acabóLeer Relato —>

Comparte:

En este episodio piloto de la encantadora de maridos observaremos a la familia Jimenez. Señora Jimenez: mi marido, es un vago, después de trabajar, se dedica a sentarse en el sofá y ver el futbol, peliculas o vete a saber que, no me ayuda en las tareas del hogar y cuando intento quitarle el mando de la tele, actua de forma hostil, de modo que tengo que soltar gritos para que me atienda y mis gritos son muy agudos, eso le obliga a ayudarme con las tareas, pero en estos ultimos dias, suele hacer muchas horas extras, apenas le veo y cuando viene le daLeer Relato —>

Comparte:

Después de estar toda la noche con lo amigos, toca volver solo en metro. Durante el viaje una exótica belleza negra se acercó a pedirme fuego y a partir de ahí comenzó toda una situación de puro morbo, y sexo salvaje, a contra reloj. A los veinte y cuatro uno fantasea diariamente con miles de escenas pornos en donde uno es el protagonista sin que nunca llegue a ser más de lo que es, una fantasía. A mí en cambio me pasó algo real, increíble para alguien como yo que no es el típico guaperas cachas de gimnasio aunque resulte bastante mono y me mantengaLeer Relato —>

Comparte:

El joven Jason se despierta en pleno sueño erótico cuando sufría su primera polución nocturna, pero allí sobre él, en la oscuridad de su cuarto, se encuentra con un mágico personaje; el hada de la leche. Sumergido en la intensidad de un sueño eróritco estaba Jason, un típico adolescente de una típica ciudad estado unidense, al que sus hormonas lo estaban poseyendo en aquella cálida noche en el silencio de su dormitorio. Era la primera vez que experimentaba un sueño de aquel tipo, de aquella humedad, y sumergido en él se dejaba llevar complacido. Tumbado en una playa tropical, de arena blanca y de aguaLeer Relato —>

Comparte:

Una infiel y sensual pecadora llega al lugar correcto para superar sus aflicciones. El diablo conduce un BMW (3) La hermosa mujer respiró agitada. El relato cargado de erotismo le había robado el aliento, pero también había cautivado al padre Patrick y a Priscila como jamás se hubiera imaginado. – Después de eso –prosiguió Ana luego de beber un sorbo de Brandy-. Me sentí avergonzada de lo que había hecho. Me sentía sucia y nuevamente llena de culpa. Pero había logrado dar un paso para alcanzar mis sueños. Había puesto otra mancha en mi conciencia y en mi matrimonio, pero estaba más cerca de laLeer Relato —>

Comparte:

Una infiel y sensual pecadora llega al lugar correcto para superar sus aflicciones. El diablo conduce un BMW (2). Ana miró a los ojos negros del hombre y a la mujer que estaba a su lado. Aquella situación era extraña. Ella confesándose a dos desconocidos: un cura cincuentón y la juvenil y rubia hermana. Había algo extraño en aquella reunión que preocupó a la abogada, en esos dos espectadores que la observaban con expectación. Pero desechó aquellos pensamientos. Estaba más preocupada de que nadie notara su estado de excitación. – Me parece que debes continuar con la confesión, Ana –repitió el padre Patrick-. Para expiarLeer Relato —>

Comparte:

Una infiel y sensual pecadora llega al lugar correcto para superar sus aflicciones.. El diablo conduce un BMW. El padre Patrick despedía a media docena de devotos feligreses del curso de oración junto a Priscila, su rubia y joven asistente. “Sor Priscila” le decían por su beatitud y entrega en la iglesia. Era una bella parroquia, enclavada en un sector rico de la ciudad. El padre Patrick estaba orgulloso de las miradas y halagos que recibía de sus feligreses en sus dos décadas como párroco de aquel lugar. Justamente, dos mujeres y sus maridos lo felicitaban por la mantención de la iglesia y la compraLeer Relato —>

Comparte:

Laura había planeado un gran sábado. A pesar que su cuerpo no era para nada voluptuoso, no había nada que un vestido de tubo azul ajustado, con la linea del escote por debajo de las axilas, y unos botines de tacón no pudieran… endurecer. Además, tenia su “rebaño” de follamigos, de manera que siempre pescaba uno que otro cuando así lo deseaba. Era bonita, era fácil y estaba dispuesta…Leer Relato —>

Comparte:
Follamigos relatos

Hola amigos, ustedes ya me conocen, soy Eduardo, relatos de follamigos y follamigas para conocidos, o Lalo como me llaman todos, como siempre daré una breve descripción mia, 24 años, 1.85 mts, piel blanca, cuerpo delgado (sin musculos marcados, creo que deberia ir al gym), cabello castaño, ojos entre cafe y verde pero sobre todo una sonsira que segun muchas (y muchos) es encantadora. Y simpre me ha atraído eso de… follamigos Hacia finales de noviembre del año pasado (2012) llegaron a la casa que queda justo frente a la mia (vivo en una privada de 10 casas) una pareja joven con una niña deLeer Relato —>

Comparte:
Relatos de sexshop

Una cancion que escribi hace tiempo cuando corte con mi novio, en el interior de un sex shop : (canción al sex shop que no existió) Aquí me encuentro En mi habitación Dejando que mis manos Y mi corazón Escriban lo que siento Por ti, en un sex shop Pasan los días lentos Pero pasaran igual Y a este sufrimiento No le veré el final Mi corazón y mi mente Viajan donde tu estas Para poder sentir Tus caricias Una vez mas Por ti deje de confiar en mi Me hundí Mi autoestima desapareció Y todo fue por ti Por tus mentiras Y falsas cariciasLeer Relato —>

Comparte:
Relatos de mujeres gordas

Para combatir el frío, relatos de gordas, de mujeres grandes, grandes tetas y tetas inmensas; de enero lo mejor es ponerse delante de la chimenea, ella era de tetas gordas y radiantes, como a mi me gustán, para no pasar frío,  para calentarte, aunque si tienes a tu prima sentada encima, entonces ten cuidado por que lo mismo te calientas demasiado. En enero, estábamos pasando un fin de semana jodidamente frío en la parcela de los abuelos a la que siempre asistimos toda la familia ya que somos muy de estar unidos. De entre todos mis primos, con la que siempre me he sentido másLeer Relato —>

Comparte:
Relatos sexo virtual en Universo

Antonio, pese a sus esfuerzos para no llamar a la línea caliente a la que es asiduo, sexo virtual, telefónico, hecho relatos, no consigue resistirse y acaba cayendo, hasta que finalmente alguien le brinda otra posibilidad…. Antonio se levantó con una erección monumental aquella mañana y no pudo evitar llevarse las manos a su entrepierna para tratar de aliviarse. Una vez sacó su verga fuera miró al lado derecho de la cama, donde dormía su mujer junto a él, pero ya no estaba, debía de haberse marchado a trabajar. El hombre, al ver que no podía descargar su tensión sexual con su mujer, rápidamente buscóLeer Relato —>

Comparte:

Solo podrá mirar, no tocar, no estaré desnuda, no veré nada, no sabré quien era, seguro que tu esposa no aceptaría hacer este trío light con todas estar normas? He aceptado, no me lo puedo ni creer Le he dicho que SI a mi esposo, después de tantos años calentando mi mente, calentando mi coño sobre la posibilidad de que otro hombre pueda verme desnuda o estar junto a nosotros mientras hacemos el amor Estoy como una cabra, como coño le he dicho que si a esto? Ansío vivir una experiencia así, aunque solo por una sola vez, era virgen cuando conocí a mi esposo,Leer Relato —>

Comparte:
Relatos de confesiones

¿Recuerdas ese día en el que nos encerramos en la habitación? Confesiones como esta me vuelven a mil por hora Me atrapaste contra la pared… ¿está volviendo a tu cabeza? ¿Te ves mordiéndome la boca, el cuello…? Y entonces me empujas hacia la cama, y me quedo sentada, y tú rodeándome, mi espalda choca con el cabecero. Y me miras, examinando la escena. La camisa blanca que se transparenta te está volviendo loco, la falda, mis piernas… pero vuelves a la camisa, arrancándome los botones uno a uno, pero con impaciencia, mientras nos besamos a lo bestia y nuestras lenguas se retuercen sin rumbo. MiLeer Relato —>

Comparte:

Hacía un poco menos de un año que Diego y yo éramos novios, conociéndonos en el instituto pese a que él era de un curso superior al mío. Tenía diecisiete, un año más que yo, y era el típico que daba el aspecto de ser bajito al ser muy anchote de espalda. Llamaba mucho la atención por que, además de su constitución fuerte, era de los pocos que ya se podía permitir dejarse un poco de barba, lo que hacía que uno se fijase todavía más en sus ojazos castaños claros. Por lo demás, fue cuestión de días que comenzásemos hablar en los recreos yLeer Relato —>

Comparte:

La mañana se inicia con normalidad. Niños lavándose, vistiéndose, desayunando, preparándose para ir al colegio. Mila y Ana en la cocina. Mila.- Hoy tengo el día completo, una cita a las 12 en un apartotel en la Calle Almagro y esta tarde a las siete tengo otra entrevista en un hotel en la Gran Vía, seguramente volveré tarde. Ana.- Vale. Yo me acercaré al insti a ver qué novedades hay. He faltado mucho y traeré muchos cates, papá se puede mosquear. Mila.- Bueno, ya lo torearemos, no te agobies. Ana.- ¿Lo torearemos? Mamá. Mila.- Jaja. No me había dado cuenta. Tienes razón. Pobre. ¡Con loLeer Relato —>

Comparte:

Mi cabeza. El dolor no me deja abrir los ojos. Clau está conmigo en la cama. Ana y Claudia no están, pero oigo ruido por abajo, estarán trasteando en la cocina. Golpea mi mente el recuerdo borroso de la noche. ¡Joder! ¿Qué he hecho? Ahora puedo entender lo que sentía Lot, después de ser seducido por sus hijas. Al moverme Clau se despierta. Su mirada es dulce. Sus ojos claros, como el cielo que se cuela por el cierre de la terraza, me miran, sonríe. Se estira hasta posar sus labios sobre los míos. Tiene el poder de hacer que se diluyan mis preocupaciones. –¡¡Papá!!Leer Relato —>

Comparte:

Solo detuve el vehículo para repostar y tomar café. Llegue a las seis de la mañana a casa. Imperaba el silencio, apenas mancillado por el tenue rumor de las olas, al batir la playa. Entré en la casa y fui directamente a la habitación. ¡Oh! ¡Sorpresa! La cama estaba ocupada por tres cuerpos, desnudos. A la difusa luz de la luna que entraba por los ventanales pude reconocer a Claudia, su hija y Ana. Mis tres mujeres, durmiendo, los cuerpos de una tersura y delicadeza sin igual. ¡Quede extasiado admirando tanta belleza! No podía apartar mis ojos de aquellos cuerpos. Pero respiré hondo y meLeer Relato —>

Comparte:

Me llamo José, tengo treinta y nueve años y voy a acabar con mi vida. Mi juventud transcurre en un pueblo de la provincia de Jaén, en el seno de una familia muy conservadora que explotaba algunas tierras de olivar. Vivíamos desahogadamente. Estudié el bachillerato en un instituto religioso y mi formación fue bastante rígida en lo referente al sexo. Para mí era lo normal, tocarse es pecado, la fornicación conduce al infierno, etc. Me fue inculcada y yo acepte y asumí, la más estricta moral católica. Al finalizar mis estudios en el instituto me traslade a Madrid e ingresé en la Politécnica en elLeer Relato —>

Comparte:

Me despierto cerca de las ocho, en las pantallas veo a los niños correteando por el pasillo y el salón. Con los uniformes del colegio salen con su madre hacia la puerta. Ana debe haberse ido ya que no la veo. Pero oigo hablar a Mila desde el recibidor. Mila.- Ana, si no quieres ir sola yo te acerco cuando vuelva de llevar a los niños. Ana.-No, déjalo mama. Iré sola. Tengo que ir acostumbrándome. Veo salir a Ana de su habitaciónón restregándose los ojos medio dormida y haciendo un gesto de burla sacando la lengua a su madre, aunque no puede verla. No utilizaLeer Relato —>

Comparte: