A mi siempre me ha encantado el día para tener relaciones, para echar a volar mi imaginación, y cumplir y hacer cumplir las fantasías de quienes se levantan como yo, algo calientes. Aunque no hago ascos a la noche. Mi trabajo es ceremonioso, como el de una geisha, ya que después de un buen desayuno, una ducha sensual, visto con las mejores de mis prendas de lencería, algo que me a pasiona. Para mi es la llave de la sensualidad y no podría trabajar sin mis “uniformes” sedosos. Azules, malvas, negro, todo los colores. Tengo los cajones llenos. Aquella mañana estrené uno nuevo, había queLeer Relato —>

Comparte:

Mi novia se llama diana, tiene 18 años y comencé a andar con ella cuando ella tenía 16 y yo 18 años… Todo iba bien, buen sexo, buena comunicación, era la novia ideal, es muy hermosa y de cuerpo delgado. Todo comenzo cuando mi primo abel comenzó a jugar fútbol, abel y yo siempre hemos tenido buena relación de primos, el tiene la misma edad que mi novia y Juntos comenzamos a salir a entrenar, nos llevábamos genial los tres. Abel me contaba todos sus secretos, yo sabía que el no había tenido ningún encuentro sexual con ninguna chica porque le daba pena, entonces seLeer Relato —>

Comparte: