Bañera muy mojada

bañera 1 bañera2 bañera3 bañera4 bañera5

Otra vez en la bañera toda mojada pensando en ti amor, de nuevo el agua caliente del baño se mezcla con el calor de mi entrepierna y solo pienso en volver a verte.

Y es la verdad, hoy estuve pensando mucho en ti, en como se me han hecho eternos estos últimos días esperando ah que llegue el miércoles.

Rutina que solo puedes romper tú, amor

Un día cansado como cualquier otro, entre el insoportable calor del día y el que emana la gente a mi alrededor, empujones aquí y allá, por un momento solo pienso en escapar, de repente viene a mi el recuerdo de una pequeña habitación y las palabras “un pequeño oasis”, pienso en que daría lo que fuera por estar ahí y al rememorar caricias, contactos y el olor de esa persona especial comienzo ha sentir un hueco en el estomago acompañado de un placentero hormigueo que me hace apretar la piernas fuertemente, dejo salir un profundo suspiro y vuelvo a la realidad de golpe cuando la gente comienza a salir a toda prisa y me doy cuenta de que he llegado a mi estación, me levanto como bólido y sigo en el ajetreo diario, servicio, comenzar a cambiar horarios de la escuela todo esto me mantiene distraída enajenada, realizar llamadas para agendar entrevistas, que hasta el momento no han tenido un buen resultado.
Llego a casa, no hay nadie y comienzo a tener un pequeño sosiego, necesito algo para relajarme, una ducha bien caliente, mientras comienzo a desnudarme siento el contacto de la ropa al despojarme de ella, y comienzan de nueva cuenta los recuerdos, me envuelvo en la toalla y me dirijo a la ducha de nueva cuenta siento ese fuerte cosquilleo entre las piernas que me hace pararme en seco y apretar fuertemente para tratar de retener esa cálida sensación y que perdure un poco mas, pero así como llega me abandona, que cruel, pienso, sonrío y de nueva cuenta dejo salir un pequeño suspiro.

La bañera mi consuelo y mi calor

Me meto a la bañera y comienza a salir el agua tibia que me empieza a envolver y resbalar suavemente por todo mi cuerpo, a pesar de que trato de concentrarme en lo que hago al momento de llegar a mi entrepierna con la mano embadurnada de jabón, comienza a salirse de control y un dedo invasor comienza a hacer de la suyas, mmm dejo escapar un ahogado gemido, diablos no puedo evitar sentirme algo ridícula, no es lo mismo y bajo la calidez del agua comienzo a rememorar, siento como las piernas me comienzan a flaquear un poco y la caliente humedad de mi sexo comienza a salir, no es lo mismo, te necesito a ti, jugando conmigo, haciendo lo que quieras conmigo, tocándome, mirándome, besándome, flashes van y vienen y las palpitaciones en mi interior se aceleran hasta el punto que termino totalmente abandonada al placer que siento por aquellos hermosos recuerdos, termino cayendo de rodillas con una sonrisita tonta en los labios, permanezco así por un minuto mas o menos, termino de enjabonarme y salgo, solo pensando que ya falta poco para sentir a esa bella persona que me llevo a conocer un placer indescriptible, tanto así que ya no puedo lograrlo sola.

Deseando verte y abrazarte fuerte

Solo un día y te veré de nuevo, espero que éste sea aun más inolvidable que los otros dos, quiero verte otra vez conmigo, para mí, solos tú y yo. Oliéndote como siempre lo hago, reconociéndote en cada movimiento que haces, en cada paso que andas y en cada olor que desprendes. Eres el único que me ha hecho sentir mujer de verdad y así lo sé reconocer.

Comparte:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.