Encamada en la fiesta

339167_2497193305116_39844106_o

Cuando recién entre a la prepa no era muy guapa, pero aún así era buscada por muchos chicos y con el tiempo me convertí en una de las más deseadas de la escuela.

En ese momento y lo digo por qué pase por muchos looks, tenía un cabello color café oscuro, no tanto pegándole a negro, sino suave, casi hasta la cintura, mido aproximadamente 1.53 a 1.60, la verdad pechos no tan grandes pero si en su lugar, tez blanca con tonos durazno, quizá no blanca pero si similar al color de una elfa, mi rostro es igual de hermoso por lo que siempre me han dicho, hojos cafés y una mirada tierna, tímida, de esas que matan y sabes que en la cama también y cambia al grado que es mirada perversa, una cintura no tan pequeña, abdomen sensual, marcado, incluso tengo un poco de pansa un poco salida que me ayuda a ver sexy, no gorda sino más bien tengo de donde agarrar, frondosa dirían los chicos cuando alguien estuviera conmigo haciendo el amor y la verdad muy caderona, siempre llevaba los clásicos jeans ajustados y de color negro, los cuales marcaban mucho esas caderas que en ese tiempo confundían con mis nalgas, que a decir verdad, era lo que los hombres siempre me miran pues es la mejor parte de mi cuerpo, mis piernas son sensuales, pero de la rodilla hacia un cuarto de pierna estaban muy delgadas y lo que seguía de ellas hacia las caderas aumentaba de volumen de manera considerable yo diría unas piernotas.

Por la mirada de algunos y confesiones de otros me decían que siempre me imaginaban siempre con una falda y pensaban como me vería con la falda escolar cuando entregarán los uniformes… La verdad es que de la mitad de la pierna para arriba hacia la cadera en aquel momento tenia una silueta de infarto pero sin ser grotesca, para una chica de prepa eso estaba muy bien, una cintura de sueño también. Pasando el tiempo tuve a mi círculo de amigos, de mis amigas era la más cortejada si se acercaban a nosotras era para buscarme a mí, le comencé a hablar a un chico que quería algo más conmigo, se llamaba Julio que la verdad nunca me gustó, además de que yo tengo novio que iba también ahí aunque salió 2 años antes que yo, pasando dos semestres, no soy así sin embargo me excitaba el hecho de que muchos compañeros me veían de una manera que me comían con la mirada y trataban de llevarme a la cama o robarme un beso, sin embargo yo soy y era una chica muy difícil y siempre respetaba a mi novio, todos y cada uno de ellos me quieran tener en la cama aunque fuera por una noche. Julio también pero sabía que no me podía tener por qué a pesar que era muy lindo conmigo el entro a la llamada friendzone y pues de ahí nunca pasara pero el hecho de imaginárme desnuda o teniendo relaciones con alguien más o algún agasajo los excitaba demasiado lo sé, más aún el saber de qué manera lo hacía y mis movimientos junto con mis gemidos.

Una noche nos invitaron a una fiesta de disfraces ya que era Día de muertos, por esas fechas tenia problemas con mi relación porque descubrí que mi novio se había besado con otra así que accedí ir a la fiesta con Julio quien me había invitado, la verdad es que fui con plan de despecho o algo similar para dar celos a mi novio, mi plan era pagarle con la misma moneda y tener una noche loca y a pasionada o un faje y besos con alguien pues realmente estaba muy sentida y enojada con el.

Era una fiesta de disfraces pues era por fechas de halloween por noviembre como ya lo dije, fue en una casa bastante amplia de dos pisos, la parte de abajo era con sillones y varios más entradas para cocina y demás unos refrís para guardar las botellas o cervezas, en el segundo piso bastantes cuartos al rededor de 7, ya saben después de unos tragos se llevan a las niñas a pasar un buen rato; ya habíamos comentado acerca de que llevaríamos puesto y julio decidió ir con ropa casual solamente y yo iría vestida como el anime de Code Geas o similar a Amy Autumm, una cantante, había visto el atuendo en internet y era un vestido blanco que llegaba a media pierna, casi tres cuartos de la rodilla hacia arriba y con una seria de ondas en la parte de abajo similar a un tutu de bailarina con encajes grises, con botas, sin embargo cuando me vieron entrar nunca pensaron que sería una completa fantasía, y no sólo para el afortunado con quien estaría esa noche sino para los hombres que me cortejaran aquel día a la fiesta.

Efectivamente use aquel disfraz, me pinte la cara completamente de blanco y use labial rosa claro, me amarre el cabello y me hice una especie de dos chongos en la parte de arriba, omití las botas por unos botines escolares hasta el tobillo, me puso unas medias negras claras, casi mitad transparentes, use esa noche un liguero con un cachetero o bóxer para mujer, lo usamos las mujeres con finalidad que cuando estemos con alguien puedan quitarnos la ropa interior o el bóxer y sin quitarnos toda la ropa como las medias y liguero, y así facilitar la penetracion y haría el momento más sensual y sobre todo más rapido, y encima de las medias negras utilice unas medias de red blancas con los tejidos gruesos, estas medias solo me cubrían tres cuartas partes de la pierna, y lo demás de las medias negras, lo cual dejaba bastante a la imaginación y lucia excitante, hasta donde empezaba a cubrir recién el vestido blanco que era sin manchas y sin cuello, pasaba por debajo de los brazos el cual lucia espectacular, encima de él me puse un corset negro gótico y una chamarra de piel negra, enseguida volvi locos a todos, se notaba con la mirada, jamás hubiera pensado vestirme así ya que criticaba mucho esa manera de vestir de otras chicas, siempre me dije que era una joven formal y decente, supongo que aquel día por el problema con mi novio sabía a lo que iba.

Pasados unos minutos algunos compañeros decían que mujeres Iban a caer primero y cuáles después en la fiesta en un cuarto teniendo sexo, incluso apostaron, algunas ya eran conocidas por tener esa fama de ser fáciles y a otras se les veía por su forma de actuar, sin embargo decían que que yo no sería tan fácil, incluso mis amigas Decían que iba a ser de las pocas que no iba a tener una noche salvaje aquel día, pero la sorpresa fue que yo fui quien cayó primero; y durante toda la noche, estuve bebiendo whisky de esas latas de Jack daniesl a pesar que no tomo alcohol.

Un amigo de un compañero de nuestro salón se acercó , se presentó como Javi, después me enteré que le dijo a varios que esa noche yo iba ser suya, que desde que había llegado a la fiesta la había visto y no podía dejar de mirarme las piernas que eran para el de las mejores de la fiesta y de su vida, después me enteré que le platico a algunas amigas que también tenía novia y que estaba por ahí y no le importaba aunque después el me lo dijo personalmente, sin embargo algunos y algunas le dijeron que yo no era nada fácil, después de un debate dijo que en en unas horas me tendría en un cuarto en la parte de arriba en el segundo piso gimiendo de placer, que a decir verdad no era muy atractivo, era un poco más bajo que yo, la diferencia solo que se notaba por que era mucho muy delgado que hasta parecía un niño de secundaria, el típico que se cree galán, cabello rubio, como café claro, ojos azules, nariz pequeña y boca un poco grande, dirían ustedes un puberto, si nos comparaban uno al lado de otro yo me veía más gorda no por ser gorda sino por qué tenía muchísimo cuerpo más de donde agarrar que el; no le creí pasaron unos minutos y comenzamos a jugar botella, en una ronda tocaron los dos extremos y fue turno de Javi y de Julio, julio escogio reto para Javi y Julio le dijo a Javi que fuera un beso para mí, Yo respondí que solo sí se atrevía, desafiándolo de alguna manera e imponiendo mi educación como chica educada, él se acercó y me robo un beso, a lo cuales molesto aunque parecía que lo disfrutaba por algunos segundos sin embargo cuando termino de besarme enseguida le di una bofetada, y me fui molesta, pasaron otros minutos en total iba aproximadamente media hora y terminando de jugar me fui y estaba sola cerca de la cocina y Javi se acerco a platicar, se disculpó por el beso y platicó que tenía problemas con su novia igual que yo, inconscientemente sabía que Javi solo quería hacerse el bueno y buscar algo más conmigo, cosa que no permitiría pero yo también sabía a lo que había ido a la fiesta y poco a poco le di entrada, me dijo que tenia problemas con su novia a tal punto que sentía solo y triste algo que ambos sentíamos así que fuimos charlando más, me invito un par de cervezas y creo que fue cuando mi mente se cruzó con los tragos, aunque sabía que esa bicha efectivamente iba a entregarme a el, después de unos 15 minutos ya comenzaban las caricias de su parte, me tomaba de la mano, me hacía cosquillas y yo coquetamente correspondía, de pronto me miró fijamente a los ojos y y me tomo de mi cintura, nos besamos de lengua, sabíamos que ibamos a terminar en la cama esa noche y yo interrumpí un poco el momento, me acerqué con mis amigas a decirles que no me gustaba solo era un momento de besos y nada más, sin embargo lo dije de manera coqueta y risueña, por su parte Javi fue a tratar de conseguir condones con los demás chicos de la fiesta, paso un rato más y me acerqué a la sala antes de sentarme Javi me tomó por atrás de la cintura y acercó su frente a mi cuello y me dijo que le encantaba, me dirigió a un baño cerca de la cocina y minutos después ya estábamos agasajados, estábamos comiéndonos a besos, había una especie de desnivel cerca del lavabo y Javi que aún no sé cómo pudo cargarme pues era delgado me tomó por las piernas ya me tenía montada en ese desnivel con las piernas abiertas y tratando de llegar a mis nalgas, la escena de veia excitante, ese desnivel dejaba ver mi pierna la cual era aferrada por la mano de Javi intentando llegar a mi cachetero, Javi mostraba una cara de satisfacción al tomar lo que él había mencionado antes como piernotas y masajearlas, cuando de repente abrieron la puerta, era una amiga mía, vio la escena y grito de asombro, yo subi la mano hasta mis nalgas donde ya estaba la mano de Javi m a punto de quitarme el bóxer, tome la mano de Javi por encima y la baje haciéndome la decente y solo lo bese, Javi cerró la puerta y estuvimos unos cuantos minutos dentro, se escuchaban pequeños gemidos pero no de sexo sino de calentura, algún azote contra la puerta y besos, me enteré por qué al otro día me lo contaron, yo ya me sentía mareada por el alcohol y me estaba entregando completamente a el, me abrazo, me dio un beso y abrió la puerta me tomo de la mano y me condujo hacia las escaleras, aquella noche estoy segura que varios nos vieron subir a una recámara yo detrás de el tomándole la mano, había sido la primera aquella noche en caer rendida en un cuarto y que no había sido una de las otras chicas fáciles.

Subimos y había varios cuartos, me metió en el tercero, en cuanto entramos me tomo de la cintura y cerró la puerta, yo me senté sobre una vieja cama esperando a que se acercara, lo hizo, se inclinó un poco y me besó, yo crucé mis piernas y en enseguida intento abrirlas, se agachó y tomo mi pierna izquierda y comenzó a besarla desde mi pie hasta mi muslo, fue quitando la media de red blanca hasta mi botín y entonces yo me puse de pie, me quite ambos botines y el termino de desvestir la media, me cargo, me llevó contra la puerta y yo me colgué de su cuello, sentía como me abría las piernas, baje una pierna y con su mano izquierda tomo mis nalgas por debajo del vestido, así estuvimos y después me quito la chamarra de piel, la arrojó al suelo, estaba ya sin la chamarra de piel que estaba tirada, le quite la playera a Javi, trataba de subirme el vestido nuevamente buscando para quitarme el bóxer y penetrarme, me tomó una pierna y la subió a su cintura, parecía que ya me estaba bombeando, lo abrace de la nunca y comence a gemir de placer, lance un pequeño grito porque Javi me levanto de las piernas y me llevo contra las pared, yo rodee la cadera de Javi con ambas piernas, abrazándolo para no caerme, lo mire a los ojos y lo bese profundamente, mi mirada era tierna y perversa a la vez mientras el desamarro mi cabello y fue directo a la cama dejándome caer, se podía ver de lado quien entrara al cuarto, me acostó de tal manera que quien entrará verian mi pierna derecha aún con la media de red, se veía sumamente excitante la escena, se puso sobre mi y me abrió ambas piernas, estuvimos un tiempo agasajandonos, lo mire con ternura perversa nuevamente y asentí con la cabeza, sabía que le había dado a entender a Javi mi consentimiento para penetrarme y yo me moría de ganas, Javi enseguida se desabrochó el pantalón y comenzó a acariciarme la pierna, subió hasta mi cadera por debajo del vestido y metió ambas manos, comenzó como a buscar algo y por un momento pareció que ya estábamos cogiendo pero, solo saco un trapo de mi vestido, era mi bóxer cachetero, lo aventó al suelo y sin pena ni gloria empezó la acción, salió desde mi más profundo ser un pequeño gemido y lo abrace, Javi embistió poco a poco, ya en ese momento me convertí en la más fácil de la fiesta, despechada por el problema con mi novio, con unos tragos encima se esperaba mas.

Yo sabía que Javi tenía novia, y él sabía que también yo tenía novio y no nos importo, Javi bajo la mano de las nalgas de donde había sacado el bóxer hasta mi pierna y la sujetó con fuerza.
Estuvimos un par de minutos así y de pronto levanto el torso y se puso de rodillas, me tomó de la cintura y me acercó a el, levantándome de ambos muslos de la parte interior para que chocarán los suyos lo cual me dejo en transe hasta tal punto que fuerte un fuerte sonido de “ahhh”, levante mis piernas hasta quedar los tobillos arriba de la espalda de Javi casi a la altura de su cadera, pero aún no lo abrazaba con ellas, Javi se volvió a dejar caer sobre mi y yo lo abrazo con las manos al rededor de la parte de arriba de la espalda, se oía el sonido de nuestros muslos chocar como si alguien aplaudiera lentamente y la cama vieja crujir, y se veían mis piernas y tobillos moverse de arriba a abajo como rebotando, me penetraba aún con las medias negras puestas y solo una de red en la pierna derecha y con el vestido casi levantado a su totalidad, Javi parecía tan excitado y como no estarlo con ese pedazo de niña que estaba devorando, pensé acerca de el m, había sido el afortunado en comerse todo eso aquella noche a pesar que no era a quien tenía en mente y aquella chica tan excitante que se estaba comiendo no era sino es que la más de esa fiesta, y me devoraba sin piedad, cuando parecía cansado termino de embestirme, volvió a levantarse para ponerse de rodillas y me volvió a jalar hacia el, esta vez me tomó por los pechos del corset y me jaló hacia arriba, yo aún un poco mareada y excitada me entregaba y el lo comenzó desabrochar, el corset negro poco a poco iba aflojándose hasta que tiro de él y lo arrojó al piso, dejó mi piel solo con el vestido blanco y las medias negras puestas y solo una de red en la pierna derecha, realmente parecía una prostituta.

El vestido era sin mangas ni cuello solo de los pechos hacia abajo, Javi me beso en el cuello y comenzó a quitarme el vestido desde arriba, yo lance un pequeño gemido de gozo y lo voltee para quedar por encima, Javi me tomo de ambas piernas y grito de placer, sabía que había caído sobre su pene completamente y fue bruscamente, pasamos un rato asi, yo cabalgando y el desabrochando el vestido, cuando me lo quito hasta la cintura y dejo ver mi brasier negro, que dejaba ver mi addomen de fantasía y mis pechos no tan grandes pero bien formados, Javi comenzó a acariciarlos mientras yo ponía sus manos en el pecho de Javi buscando un apoyo para poder moverme de atrás a adelante agusto, nuestras lenguas jugueteaban y yo le mordía su oreja cada que podía, me decía al oído que era un cuerazo de mujer y que estaba mucho más buena que su novia, mientras lo cabalgaba me mordió un pezon y sentía su sudor por mi pecho, enseguida después me volvió a voltear, esta vez comenzó a penetrarme tan fuerte que yo estire mis brazos hacia arriba del barandal de la cama y me aferré a ellos, sentía lo más rico del mundo, me tomo con ambas manos mi cintura, besaba mi ombligo, pasó a mis piernas y después me lamió mi sexo, mientras yo me retorcía y curveaba mi cintura hacia arriba, volvió a penetrarme un par de minutos mientras tomaba mis manos estiradas hacia arriba con las suyas, después sacó su pene que estaba dentro de mí y me dijo al oído que quería que fuera la madre de sus hijos, yo seguía mareada, lo bese y el comenzó a quitarse el condon y su semen salió como si orinara y cayó sobre mi abdomen, mientras pasaba esto una chica abrío la puerta y grito enfadada el nombre de Javi, después me enteré que era su novia, el me miró fijamente a los ojos y grito mi nombre, wendy!!! Mi amor eres la mejor, vi como la chica de fue llorando pero eso me excito aún más, el hecho de saber que estaba más buena que su novia, pasó sus manos por mi espalda y me abrazo, enseguida sentí su semen en mi, salía muy rápido y en mucha cantidad, yo comenzó a gemir y entre cortar la respiración en cada gemido como si me ahogara en el mar, ese sonido también me éxito a mi con solo ver esa escena desde su espalda y yo recargando mi cabeza sobre su hombro derecho, subí las piernas hasta la espalda de Javi y lo abrace con ellas, lo aprete tanto a tal punto que Javi grito muy fuerte de tanto placer, parecía que al hacer de este movimiento había contraído los músculos de mi vagina aprisionando el pene de Javi, parecía que sería imposible de separarnos, aquellos cuerpos solo el trataba de mover la cadera hacia abajo como haciendo lagartijas y empujándome contra la cama, no podía liberar su pene y fue ahí cuando supe que se me embarazaría, se vino completamente dentro de mi a pesar que ambos sabíamos que que no estabamos usando condon y no nos importó y gemimos rápidamente, inmediatamente al sentir el esperma de Javi correr y penetrarme Javi tomo mis piernas y comenzó a masajearlas, dejó su pene dentro de mi y mientras terminaba de correrse estuvimos abrazados un rato, yo solo levantaba pequeños gemidos “ahm-ahm” y comenzaban a besarlo, lo abrace con aún más fuerza con mis piernas a la espalda de el y las levante casi hasta llegar al cuello, la cara de el lo decía todo, me había devorado por completo, estaba exhausto y feliz.

Hasta el siguiente día que terminó la fiesta el fue el primero en salir, una hora después mis amigas fueron por mi al cuarto, intentaron maquillarme nuevamente y arreglarme el disfraz, para que mi novio no se diera cuenta ni nadie, me dieron una pastilla del día siguiente y Javi solo dijo que había sido espectacular y me dio las gracias por esa noche, nunca más nos vimos pero repetiría eso sin duda,

Les dejo unas fotos, son las únicas que tengo y me encantaría dejaran su opinión, ya sabrán quien soy, que opinan, de verdad era como para que me comieran igual que Javi, y me hicieran suya?

Comparte:

6 comentarios

  1. Para vuestras fiestas eróticas tenéis en la Sexshop Madrid muchos juguetes indispensables. Sin duda es muy recomendable esta tienda.

  2. Ha sido muy excitante leerte, salís guapas en la foto, pero no hay mas fotos?

    1. Maika, dame tu correo y te mando fotos, pero primero dime que te gustaria hacerme 🙂

      1. Te haría como te hizo Javi, quitarte el vestido, descubrir tus pechos, acariciarte, oírte gemir…

        1. Aunque tuvieras pareja? Eso me excitaría aún más, pásame tu correo

  3. Que rica te ves, sin duda yo tambien te encamaba, tienes unas piernas divinas, eres una diosa, cuerpaso, ya te imagino encamada con las piernas sobre mis hombros, te partiria por dos, mi diosa, mi amor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *