ERAN LAS ONCE DE LA NOCHE

Relatos con padrastro
Esperando al padrastro

relatos incesto padrastro

Eran las once de na noche…Mi madre se había enfadado con mi padrastro y se fuera de copas con sus amigas. Yo estaba en cama, caliente. Desnuda sobre la cama, me empecé a masturbar… Sentí los pasos de mi padrastro acercarse a mi habitación. Vi como se movía la manilla de la puerta. Cerré los ojos, para disimular que lo oyera venir. Pasaron unos segundos. Yo seguía masturbándome´y gimiendo. Como mi padrastro no venía a mi lado, abrí los ojos. Estaba en la puerta. En su mano tenía una polla inmensa, o a mi me lo pareció, ya que no había visto otra antes.
-Ven, papi -le dije.
Mi padrastro, con su polla erecta, se echó a mi lado. Me besó. Era mi primer beso con lengua y me encantó. Después me chupó y me lamió tetas y pezones. Yo. que me seguía masturbando, mientras me las comía, me corrí como nunca antes me había corrido. Tuve un orgasmo. largo, muy largo y muy, muy intenso. Cuando acabe de correrme, mi padrastro me metió la polla en la boca. Se la chupé lo mejor que supe, para ser mi primera vez, vi que le encantaba. Me la metió entre las tras. Yo las apreté y me las follé. Comencé a gemir de nuevo. Estaba muy caliente. Mi padrastro, puso su cabeza entre mis piernas y me lamió el chochito. Me pasaba la lengua por mis labios rosados. Metía la punta de la lengua dentro de mi estrechito chochito. Lamía mi clítoris erecto y fuera de su capuchón, todo esto mientras masturbaba su polla… Al final, se empezó a correr y con su lengua apretó y lamió mi clítoris con mucha rapidez. Mi chochito empezó a soltar flujo como si fuese una cascada. ¡Dios mío que placer sentí al correrme! Fue algo maravilloso…
No me quiso follar con su polla
La próxima vez conseguiré que me la meta. Quiero que sea el primero.

Comparte:
Citas discretas

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.