Más de una adicta al sexo

Cachonda española morena
Madura delgada morena caliente y adicta al sexo

Y como tenía este segundo escrito, hoy sábado que estoy sola y con tiempo, os lo dejo todo junto para que veáis que las mujeres no somos tan difíciles como parece, ni complicadas solo hay que saber y enterdernos. Os lo cuento por preguntas e igual sabréis cosas que antes desconocíais, espero que sea de ayuda para muchas dudas sobre nosotras.

Dudas que siempre tuvisteis sobre nosotras

¿Por qué van al baño juntas?

¿Por qué? Antes de empezar, para que veáis que os pongo mis perversiones, os dejo aquí y va un adelanto ya que el minuto 16 me pone mala, ver a mujeres así tetonas y abuelas viejas, pero de buen ver, con jovencitos pollones que se la meten porque ellas quieren. Siempre pensé que hay mujeres así, que hacen estos videos pornoxxx amantes de chicos calientes más jovenes, y encima de sus propias familias, abuelas con nietos:

 

Bueno, en primer lugar por seguridad, cuando entras a un baño público sola te puedes sentir incómoda en función de que pueda entrar alguna persona con mala intención o algo así. En segundo lugar por comodidad, a diferencia de los hombres las mujeres necesitamos de papel higiénico con mucha más frecuencia (ellos solo lo usan para hacer del dos), además es la oportunidad de retocarse un poco por lo que también necesitamos alguno

que otro producto de maquillaje, eso implica llevar con nosotras la cartera o algún otro bolsito y no todos los baños públicos cuentan con lo necesario para acomodar esas pertenencias mientras hacemos nuestras necesidades, no podemos dejarlas afuera pues se corre el riesgo de que alguien se lo lleve y es terriblemente incómodo hacerlo con la cartera colgada en el brazo ¿La solución? tu compañera tiene tus cosas mientras usas el baño y luego tú sostienes la de ella, así de simple. Y tercero, es un buen momento para conversar sobre las impresiones, opiniones Etc. que estamos teniendo sobre la situación que ocurre afuera, muchos hombres piensan que es solo cuestión de criticar pero en realidad a veces es lo contrario.

Y, ¿por qué se comparan con otras?

Porque a toda mujer le gusta saberse única y especial, eso implica un poco de rivalidad entre nosotras aunque no necesariamente se trate de una competencia a muerte, los hombres deberían entenderlo puesto que nadie más competitivo que ellos. Sin embargo, si tu pareja se compara mucho puede ser síntoma de que no le estás haciendo saber lo suficiente lo único y especial que encuentras en ella, aunque acepto que también existen las neuróticas, pero ellas no entran dentro de estas generalidades.

El porqué de nuestra tardanza en el lavabo

¿Por qué se demoran tanto en arreglarse?

Porque el arreglo femenino abarca muchos aspectos, no se trata solo de piel y ropa limpia, involucra perfume, hidratación, combinación de ropa y accesorios que además estén acorde con la ocasión, estilos de peinado y maquillaje Etc. Eso definitivamente no puede resolverse en 5 minutos ¿Pero cuál es el apuro? total nos estamos arreglando en parte para ustedes y además sabemos que lo disfrutan, de hecho he conversado con muchos hombres y todos están de acuerdo en que les gusta una mujer coqueta, que se esmera en su arreglo; bueno eso toma tiempo.

Golfa y guarra madura
Madura golfa a cuatro patas

Entonces, ¿por qué se torturan con tacones?

Pues, en este punto hay opiniones encontradas, en primer lugar los tacones son lindos, nos hacen lucir más delgadas, elegantes y sexys, por lo tanto es obvio que los vamos a usar. Sin embargo, no todos los tacones tienen que ser incómodos, es acá donde pueden haber dos puntos de vista, algunas dirán que no les importa si les duelen los pies con tal de verse bien, otras diremos que podemos vernos muy bien y aún así estar cómodas, aunque debo confesar que un par de veces he comprado zapatos que siendo muy lindos no han sido el top de la comodidad y por lo tanto los he usado muy poco.

¿Por qué aun caen en nuestras mentiras?

En parte, porque como cualquier persona queremos disfrutar de una bonita relación y aunque nos cueste admitirlo muchas veces terminamos influenciadas por los clichés relacionados con el príncipe azul. Pero siendo honestos, hoy en día las mentiras y decepciones están de lado y lado. Por otra parte, creo que en más de una ocasión sabemos que están mintiendo pero caemos por terquedad, cosa que también pasa del otro lado.

Otra pregunta, ¿por qué le tienen tanto miedo a la celulitis?

Pues porque cosas como la celulitis, estrías, gorditos Etc. nos resta seguridad particularmente cuando se trata de estar desnudas frente a ustedes. Si, es verdad que a lo mejor los hombres no se detienen tanto en esos detalles al momento de la intimidad, pero el sexo no se trata solo de estar a gusto con el otro sino también de estarlo contigo misma y sabemos que mientras más seguras estamos mucho más podemos disfrutarlo. Sin embargo, soy de las que piensa que una cosa es tratar de cuidarse o sentir un poco de ansiedad la primera vez que desvistes delante de ese hombre y otra muy diferente es amargarte la noche por un par de estrías, eso ya exige una cita con el psicoanalista y que sea urgente.

Una pregunta eterna es qué hacemos tanto rato ahí

¿Qué tanto hacen en el baño?

La lista es larga, desde depilarnos (normalmente el hombre cubre mucho menos espacio en esta materia que nosotras), exfoliarnos, hidratarnos, colocarnos tratamientos en el cabello por 15 minutos y pare de contar. Nuevamente, les gusta el resultado ¿Cierto? Bueno, eso compensa el tiempo extra de espera.

Relatos lesbianas lavabos
Lesbianas juntas en el lavabo

¿Por qué son tan celosas?

La pregunta es: ¿quién no ha sentido un poco de celos alguna vez? Adicionalmente, los esteretipos sociales siguen marcando pauta en las conductas de la gente. Por ejemplo, ese de que mientras más machos son más mujeres tienen, lo que hace que algunas mujeres se pasen en materia de celos. A lo anterior se suma el hecho de que, con tantos dispositivos de comunicación a veces es toda una batalla mantener una conversación con tu pareja por 15 minutos sin que reciba un pin, un mensaje, un twit, y pare de contar, lo cual implica desde nuestro punto de vista falta de atención y desde el punto de vista de cualquier persona falta de educación. Sin embargo, como en todas las cosas el exceso es malo, eso significa que si la persona es realmente “tan celosa” hay asuntos más serios que resolver.

Y, ¿por qué compran y se echan tantas cosas raras?

Porque nos hacen falta. La contaminación ambiental, el sol que cada vez está más fuerte con eso de la capa de ozono, el uso continuo de maquillaje y otros productos Etc. desfavorcen nuestra piel y por lo tanto necesitamos una ayudita extra para que las cosas vayan mejor. De hecho, a ustedes tampoco les mataría usar de vez en cuando un poco de bloqueador solar.

¿Por qué les gusta tanto ir de compras?

Porque vivimos en una sociedad que rinde culto a la belleza, además somos bombardeadas día y noche con mensajes de todo tipo que nos indican que para alcanzar un estandard aceptable de belleza y bienestar necesitamos comprar cosas. Es solo cuestión de mirar las modas por ejemplo, nunca se usan los mismos colores de ropa o el mismo grueso en los tacones, todo está orientado a que nos mantengamos al día comprando. Pero siendo realistas, esto es algo que no solo afecta las mujeres, conozco muchísimos hombres que cambian de celular solo por moda, que se compran un reloj con altímetro, barómetro y 20 funciones más aunque no vayan ni de pesca (mucho menos piensan en escalar el Everest) y se mueren por un auto como sinónimo de estatus más que por sus cualidades mecánicas. Eso quiere decir que, en este sistema de consumo todos estamos metidos hasta el cuello ¿Hay execpciones? Si, de ambos lados.

La razón de que seamos tan lloronas, un enigma resuelto

¿Por qué son tan lloronas?

Número 1, no todas lo somos. Número 2, a diferencia de ustedes jamás se nos ha reprobado socialmente por hacerlo, lo que históricamente nos ha permitido expresar nuestras emociones mediante el llanto sin mucho problema. Sin embargo, alegra ver que hoy en día ese cliché ha perdido vigencia y hoy por hoy los hombres son más abiertos en este punto, menos mal porque está comprobado que ese viejo refrán que dice “Los hombres no lloran” genera muchos problemas de salud ¿Que a veces lo usamos para manipular? Nuevamente, no todas lo hacemos, pero en todo caso existen formas muy efectivas de manejar la manipulación de manera asertiva, así que no hay excusas.

¿Por qué hay que rogarles tanto para tener sexo?

Entonces, puede ocurrir que lo estén buscando por la vía equivocada. Aunque hoy en día las mujeres no tengamos problemas en admitir que también nos gusta el sexo que se da solo por placer -aunque el estereotipo social de que eso nos hace putas sigue vigente por ahí- lo cierto es que normalmente tendemos a desarrollar más nuestra parte emocional y emotiva (como se dijo antes, socialmente no se nos ha reprobado por hacerlo mientras que en el caso del hombre es distinto). Por lo tanto, eso de que a la mujer se le da amor (léase cariño, afecto, ternura, no necesariamente un aro de compromiso) para que te de sexo sigue vigente en muchos casos y cuando no se cumple no nos sentimos tan dispuestas. Se que por ahí va a saltar alguno diciendo que hoy en día hay mujeres que incluso los tacharían de estúpidos si se ponen tiernos, pero los invito a ver por ejemplo los miles de millones de dólares en ganancias que generan las novelas, películas (si, esas en donde ustedes se quedan dormidos) y canciones románticas; eso demuestra que si bien es cierto que ya no creemos en el príncipe azul, las chicas que se distinguen por decir: “deja las tonterías y métemela de una vez” siguen estando entre la minoría. También van a saltar aquellos que dirán “yo hago todo eso y aun así no pasa nada”, pero en tal caso ya no se trata de una respuesta general como la que estoy dando aquí, se trata entonces de un problema específico que hay que tratar dentro de esa pareja, amén de muchos otros elementos que no pueden estar acá por razones de espacio. Finalmente, debo decir que no todo es culpa de los hombres, a veces las mujeres nos negamos al sexo porque no nos sentimos del todo satisfechas y peor aún no lo decimos -muchas veces por temor a herir el ego del compañero- pero a decir verdad, nadie conoce nuestro cuerpo mejor que nosotras mismas, por lo tanto si queremos algo no podemos esperar que ellos adivinen todo, hay muchas maneras de decir las cosas sin incomodar, y estoy segura de que ellos lo agradecerán.

¿Por qué le tienen tanto miedo al sexo anal?

La respuesta es porque posiblemente porque hemos pasado por experiencias dolorosas sobre el particular y como es natural eso nos predispone, pero creo que la paciencia y una buena técnica pueden dar paso a disfrutar de esa experiencia. De todas formas aprovecho el espacio para decirle algo a mis compañeras de género: el sexo anal no tiene que ser doloroso, si te relajas, si hay tiempo, y si te lo hacen bien lo puedes disfrutar mucho. Claro está, el ano no está directamente relacionado con nuestras respuestas sexuales entre ellas el orgasmo (en este sentido los hombres son distintos puesto que precisamente a través del ano se llega más fácilmente a la estimulación de la próstata lo que puede producirles mucho placer sexual) pero si se acompaña de estimulación vaginal puede ser muy agradable.

Sexo anal para la madura
Para darle la vuelta y darle sexo anal

¿Por qué les desagrada darnos sexo oral?

En ocasiones puede ser falta de confianza, no conocemos bien al otro sobre todo en cuanto a la higiene y eso nos puede representar un problema. También puede pasar que nos desagrade el sabor del semen (que no es exactamente igual en todos los hombres de paso) o que ustedes sean un tanto rústicos y casi nos ahoguen tratando de que imitemos a las actrices del porno, pero pienso que con confianza, comunicación y creatividad son detalles que pueden resolverse. Se puede usar condón por ejemplo, lo que de paso protege de enfermedades que si se contagian vía oral, particularmente si no es una pareja estable. También existen los tabúes y prejuicios sobre el tema pero ya eso va más allá de un simple desagrado. Sin embargo, no todas somos así, yo por ejemplo no tengo ningún problema en ese sentido con mi esposo, es más disfruto muchísimo de hacerlo.

Y esos cambios de humor constante, ¿por qué?

¿Por qué tienen esos cambios tan drásticos de humor?

Lamento informarles que es un asunto hormonal, nuestro sistema reproductivo trabaja en ciclos, en donde los niveles de hormonas cambian constantemente afectando no solo el cuerpo sino también el humor; es como la marea alta: inevitable. Sin embargo, eso no significa que las hormonas justifiquen todo, una cosa es estar un poco malhumoradas o sentimentales y otra muy distinta es darles con el mango de la escoba cada vez que se nos acerca la menstruación, en ese caso creo que lo más sensato es llamar al manicomio más cercano.

¿Por qué son tan obsesivas con la limpieza?

En primer lugar porque tenemos la tendencia a notar mucho más el aspecto estético, en otras palabras el desorden nos hace sentir incómodas (claro está estoy generalizando, hay excepciones de lado y lado). En segundo lugar, suele suceder que esas obsesivas son las que limpian (actividad cansona y poco agradable) por lo que definitivamente no van a ver con una sonrisa que el otro comience a ensuciar antes de que hayan guardado la escoba. Hagan la prueba, pasen toda la mañana lavando, aspirando, encerando y puliendo el auto y díganme si les hace gracia que una paloma pase y les deje un adornito antes que hayan recorrido una cuadra. Lo que es más, conozco de hombres que cuando lavan su auto y ven que va a llover prefieren no salir para que no se ensucie tan pronto y si han salido se lamentan por la lluvia. Bueno, eso mismo sentimos nosotras cuando acabamos de limpiar la casa y ustedes pasan con un vaso goteando desde el refrigerador.

Madres calientes desnudas
Desnuda y para follarla

Y todo esto os lo dice una mujer casi al punto de estar obsesionada con los hombres y el sexo, a mí particularmente, no hay que rogarme para tener sexo, pero con todo esto que os digo, muy pocas chicas se os podrán resistir.

Comparte:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.