Relatos interracial erótico

La profesora y su gusto por las pollas negras

relatos interracial 1

Estuve durante años de casada y dedicada al hogar, con fantasías de relatos interraciales, interracial, las vueltas que da la vida me convierten en una mujer adicta a las pollas negras llena de aventuras en una escuela publica, haciendome llevar una doble vida entre el matrimonio y la infidelidad del sexo interracial…..

Así pues, soy Betty , tengo 34 años, rubia, de ojos azules, buen cuerpo, estoy casada, con una típica familia de estos días, con un amoroso esposo, dos hermosos hijos de 8 y 4 años, con todas las necesidades y virtudes que el hogar acarrea.

Supongo que como la mayoría de las familias por ahí, la mía no es perfecta, últimamente mi esposo ha tenido problemas, se encuentra un poco desanimado y nuestra relación se ha deteriorado un poco, ya hace mucho tiempo que no me toca, parece que no le gustara el sexo conmigo. Limpiando el otro día la casa, encontré unos documentos donde mostraba que el estaba luchando por mantener nuestros gastos, la hipoteca de la casa, cuentas, etc. y como yo no trabajo le toca a el responder por todo en la casa.

Hablando con el una tarde , se sincero, me dijo que la situación era muy difícil, que ya no le iba tan bien en los negocios, que estaba atrasado en el pago de las cuentas, en especial el pago de la casa, que estábamos atrasados en las cuotas, y que el banco nos la iba a quitar, quede perpleja al saber la verdad, no iba a permitir que nos remataran la casa, así que le dije que conseguiría empleo de medio tiempo en lo único que se hacer, Profesora de matemáticas de secundaria, para ayudarle un poco a el en los gastos y quizás el mejore su animo.

Como llevaba muchísimo tiempo sin trabajar, desde que me case, me fue difícil conseguir un buen empleo, pase muchísimas hojas de vida, pero nada, hasta que por fin me llamaron de una escuela publica nocturna,que se encontraba en un barrio marginal de la ciudad, un barrio habitado solo de gente de color, de escasos recursos, donde abundaban las pandillas de jóvenes, robos, asaltos, etc. El horario era bastante bueno para mi, de 6 a 10 pm, porque en el día podía cuidar a mis hijos y luego saldría a trabajar, ademas la paga era buena.

Al llegar a la puerta, vi la fachada, mas bien parecía una cárcel y no una escuela. Entre a la oficina del rector, un hombre negro, alto, gordo como de 50 años,

al verme quedo sorprendido, pues no creía que una profesora rubia, elegante y fina trabajaría en su escuela, fue muy amable, se presento como el director Mario Perea, me presento a todos los profesores y profesoras que como era lógico, todos eran negros, luego me dio un paseo por la escuela, al caminar por los pasillos, los estudiantes me miraban extrañados e incómodos, finalmente llegamos al que seria mi curso, el director perea les informa a los estudiantes que yo seria la nueva profesora de matemáticas:

Bueno muchachos, ella sera su nueva profesora de matemáticas, la señora Betty, espero que no le den problemas o se las verán conmigo en la rectoriaia”, me miro y con sonrisa picara me dijo: “espero que por lo menos puedas pasar algún estudiante de esta clase y que dures trabajando aquí bastante tiempo“.

Observe el curso, eran estudiantes todos de color, la mayoría hombres entre los 18 y 22 años de edad, todos repitentes, con expedientes de mala conducta en las escuelas normales, por lo que los habían expulsado, y para terminar su secundaria, habían venido a parar aquí, a la nocturna, algunos incluso tenían antecedentes penales con libertad condicional por varios delitos. el director, mientras caminábamos me había advertido que el curso era difícil e indisciplinado, que ya habían tenido cuatro maestras en el ultimo mes y todas habían renunciado.

Y la verdad asustaba un poco, pero necesitaba el empleo. Me presente y les dije” bueno muchachos, yo no creo en milagros pero si en el trabajo que lleva al éxito, la meta no es que apruebe uno solo sino te todos pasen, y que el rector y la escuela estén orgullosos, así que vamos a empezar“.

Durante varios días los estudiantes no me causaron problemas, como en todo curso, cosas normales, la únicas dos chicas del curso de 30 alumnos, eran las mas indisciplinadas, hablaban, utilizaban sus teléfonos celulares para chatear en clase, pero se los quite y decomise.

Así paso el primer mes, la verdad le empece a tomar cariño al curso, hasta que una noche un chico negro llamado jhon de 22 años, siempre callado y tímido se sentaba en la parte de atrás del salón, me llamo para pedirme ayuda con un ejercicio matemático, me acerque a el y me incline para ver su cuaderno, el chico clavo su mirada en mi escote, que no era pronunciado ni excesivo, porque siempre me gustaba estar elegante y recatada, volteo, me miro y con voz baja me dijo” hey ey profe, usted es la mujer mas hermosa que he visto en toda mi vida, y me encantaría follarla en este momento” Vaya!!! quede sorprendida por la declaración del muchacho no solo como lo dijo, con cara de sexo, sino también, porque audazmente, saco su mano izquierda por atrás del pupitre y manoseo mi apretado trasero blanco al punto de sacarme la tanga de entre las nalgas. Ante esto, sin pensarlo , voltee y le pegue su bofetada en toda la mejilla que se la voltee hasta el otro lado, “como se atreve a tocarme así, culicagao de mierda” le grite exaltada e iracunda, el chico sin mostrar remordimiento alguno y con cara sinica me dijo: “ouch profe, eso me dolió” mientras sonreía y se sobaba la mejilla.

esta reacción me puso mas furiosa así que lo eche del salón, claro, el escándalo sobresalto los demás estudiantes, que comentaban en voz baja lo que había sucedido, mientras el muchacho caminaba despacio fuera del aula de clase, acomodándose la tremenda erección que tenia entre sus pantalones.

Silencio, todos sentados y continúen trabajando”, grite al curso, me senté en mi escritorio para calmarme, pensé que quizás me había excedido un poco, y que el chico podía informar al director sobre mi abuso de autoridad. Solo quería que terminara la jornada para irme a casa y descansar.

Paso la semana, y no volví a ver a jhon en la clase, lo que me preocupo, “podría mi reacción perjudicar al muchacho y hacerlo no volver a la escuela por culpa mía?”, pensé.

Entonces llegoóel viernes, y ese día les hice un examen de conocimiento a los muchachos de lo que habíamos visto, y al terminar la jornada, todo se fueron rápido, así que me quede para calificar las pruebas, estaba tan concentrada, que no me di cuenta que jhon había entrado a escondidas al salón de clases, me tomo por la espalda y me tapo la boca con una mano mientras con la otro me apretaba mis senos:“hola profe como esta, no piense en gritar y escuche lo que le voy a decir, ya averigüe todo acerca de usted, su esposo, sus dos hijos y que la razón por la cual usted esta en este basurero es que necesita el dinero para pagar deudas. Todavía no le pasado el informe al director perea por la golpìza que usted me dio, pero si yo lo cuento, es probable que usted termine sin empleo y en la carcel por agredir a un estudiante por una broma estúpida”. wow!! quede aturdida y desorientada, no sabia que hacer ni que decir…todo estaba pasando muy rápido, sin soltarme, giro en torno mio y forcejeando me obligo a darle un beso, su lengua me llegaba hasta la garganta mientras sus manos me levantaron la falda y empezó a sobarme el culo, yo sentía como el bulto del joven interracial quería reventarse del pantalón, quizás porque hace mucho rato no tenia sexo con mi marido, pero el beso apasionado y las caricias de jhon me estaban empezando a calentar, mi coño empezó a humedecerse rápidamente y mi cuerpo ya no ponía resistencia a lo que me hacia el muchacho. sin embargo, la razón aun estaba presente, “Jhon para por favor, esto esta mal, ademas alguien puede entrar” le grite,

“cállese profe, no me voy a ir de aquí hasta obtener lo que quiero, y lo que quiero es penetrar ese coño blanco a placer” , diciendo esto, me levanto sobre su regazo sujetándome de las nalgas y me sentó en el escritorio, me puso la falda en la cintura abriendo mis piernas dejando ver mi ropa interior, Yo le gritaba: “para jhon soy una mujer casada y tu eres todavía un niño”, “demasiado tarde profe, ya estoy demasiado caliente, usted me gusta mucho, ademas si me complace, no diré nada al director”,

diciendo esto, se bajo los pantalones dejando salir una polla inmensa que jamas en mi vida había visto, larga y gruesa, al ver semejante cosa grite: “oh Dios mio, eso no va a caber mi coño”, “tranquila profe, lo voy a hacer con delicadeza, ahora, abra ese coño”, me corrio la tanga para un lado, jugueteo un poco con su enorme pene, restregándolo varias veces contra mi clítoris, lo que me calentó aun mas, abrí todo lo que pude mis piernas para dar paso a ese tolete negro y cabezón, y empezó a penetrar mi apretado agujero blanco, mientras entraba, sentía un como desgarraba mi vagina, pero ese dolor se convirtió rápidamente en placer, sus embestidas eran lentas al principio y fueron aumentando paulatinamente a medida que mi coño se acostumbraba al tamaño de su polla, el placer era inmenso, nunca me había sentido tan llena y tan mujer, mi vagina estaba totalmente húmeda y sus fluido escurrían por mi muslos y ano, hasta caer en el escritorio, la polla de jhon salia totalmente chorreante de adentro porque estaba teniendo mi primer orgasmo y mi coño lubricaba aun mas, ademas, ya no podía aguantar mas el placer y desfogue con gemidos y espamos de locura, el chico se dio cuenta de lo que sucedía, cogió mis dos piernas y las puso en sus hombros y me embistió con mas fuerza y movimientos rápidos, haciéndome venir intensamente,” ooohhhh profe, su coño se siente jodidamente bien” mientras miraba como entra y salia su tolete de mi vagina, su polla me llenaba toda, era muy grande,,, muy dura.. muy buena,,, se sentía muy bien dentro de mi… estaba disfrutando de lo lindo, “OOHH profe, se ve que su coño nunca había sido penetrado por una gran polla negra, se siente muy apretada, le gusta mi polla negra?”, me grito, mientras, se ayudaba con las manos para penetrarme mas profundamente, ” SSIIIII jhon, nunca me había comido algo tan grande, no creí que cupiera en mi pequeño coño!!!!, SI SI SI dale asi, duro, no pares”, el seguía empujando emputecida mente, mientras su lengua entraba hasta mi garganta, duramos así un rato, ya estaba a punto de venirme otra vez cuando paro y me dijo: ” vamos profe, dese la vuelta, quiero darle por la parte de atrás, usted verdaderamente es muy caliente”, al darme la vuelta, puse mis manos sobre el escritorio, deje la pierna derecha recta y la izquierda la doble, apoyando la rodilla también encima del escritorio, dejando mi coño abierto para que lo penetrara de nuevo, el chico me quito la tanga y acomodo su miembro a la entrada de mi vagina, la cual lo devoro de inmediato, me tomo por la cintura y empezó a embestirme, en esta posición sentía su polla mas adentro y mas grande, casi tocándome los ovarios, el chico empujaba sin comparación ya mas aprisa, las paredes de mi vagina no aguantaban mas el roce, y empezaban otra vez a secretar fluidos por do quier, así que las apreté aun mas contra la polla que entraba y salia, aumentando la sensación orgasmica, hasta el punto de hacerme perder el control, dando gritos y gemidos de perra para que jhon no parara de empujar, la sensación era intensa, empece a jadear y a venirme de nuevo, el chico comprendió lo que sucedía, me soltó el cabello y lo tomo jalándolo hacia atrás, apretando los dientes, me empotraba mas a rapido y fuerte, hasta que los fluido vaginales saliron de mi coño y escurrían por mi muslos, la polla de muchacho salia de nuevo chorreante, mojada y brillante del orgasmo que acaba de tener y dije,“AAAAHHHHH!!! profe, usted folla muy rico, su coño apretado se siente realmente bien, OOOHHH profe ya me voy a venir, no aguanto mas, me voy a venir dentro suyo”, dando un alarido de placer, empezó a venirse, Grite: “NOOO, espera jhon, no puedes venirte dentro de mi, estoy ovulando”, no alcance terminar de hablar, cundo sentía como su leche caliente inundaba mi crica y llegaba hasta mis ovarios, jadeando de placer, no paraba de follarme aumentando sus movimientos de cadera, haciendo que parte de su leche escurriera por mis piernas hasta mis zapatos, dejándome llena de leche espesa y tibia.

Jhon me mantuvo apretada contra su cuerpo sudoroso, y con su enorme miembro aun dentro mio, terminando de descargar su lechoso liquido, mientras voltea la cara y me da un beso de placer mordiéndome los labios, “profe, usted folla de maravilla, me gustaría volver a montarla muy pronto, le gustaría eso profe?”, me quede pensativa un rato, y demorando mi respuesta dije que: “…..SI….”.

De este modo, durante el fin de semana estuve pensando en lo que había pasado: ” Dios mio, que hice, como pudo pasar esto, si mi esposo se entera, me pedirá el divorcio, como permití que ese chico me hiciera eso, ademas el muy bastardo se corrio dentro mio y lo hicimos sin condón”, pero entonces, la visión de ese enorme miembro negro, viril y juvenil entro en mi mente, mi coño empezó a mojarse y mi corazón empezó a latir mas a prisa al recordar como ese chico de 22 años me había follado y había hecho estremecer mi cuerpo de placer, inmediatamente, me puse muy caliente, y mi mente paso de sentirse culpable a lujuriosa, así que fui a buscar a mi marido para que me follara y calmara esta calentura, llegue la cuarto y estaba viendo tv, metódico y rutinario, me quito la ropa y me penetro rápidamente, su polla no tenia punto de comparación con la de jhon, vine a caer en cuenta que era muy pequeña, no era lo mismo, la sensación, la pasión, la fuerza, todo era diferente, así que fingui el orgasmo para que mi marido no se diera cuenta de que algo pasaba, pero mi cuerpo me pedía, necesitaba una enorme y dura polla negra, mi marido también eyaculo rápido y pronto se quedo dormido, mientras yo no dejaba de pensar en la polla de jhon, parecía una adolescente, inquieta e inestable, sin embargo, no iba a botar mi matrimonio por una polla grande y un chico fogoso, esta aventura seria un secreto que me llevaría a la tumba. no se que hacer, no podía dormir de pensar en las embestidas brutales que me hacia ese chico, solo deseaba que llegara el lunes rápido para volver a verlo y que me dijera algo.

Llego el esperado lunes, estaba un poco nerviosa, entre al salón y OH sorpresa, el puesto de Jhon estaba vacio, trancurrio toda la semana y nada ocurrió, el chico no volvió a clases, de pronto estaba avergonzado por lo que había sucedido, “Maldita sea tengo que sentir de nuevo esa enorme polla negra dentro mio, bien profundo, quiero verlo, !PARA! Porque estoy pensando así?, necesito concentrarme en mi trabajo y detener estos sentimientos que tengo por este joven”, pensé, pero la realidad era, que ningún otro hombre me había hecho gozar como el lo hizo, ni siquiera tuve estos impulsos incontrolables hacia mi marido, cuando por primera vez hicimos el amor.

Decidí que debía parar esta locura y concentrarme en mi matrimonio, y en tratar de que mi marido supliera a Jhon, así que, decidimos salir a una cena romántica el viernes por la noche, mi esposo dijo que me recojeria en el auto, al frente de la escuela después de que saliera de clases.

Antes de partir a la escuela, el viernes, me arregle super bien, me puse ropa interior de lencería supersexy de color blanco, una falda mas ajustada de lo normal y una blusa con escote mas profundo que había comprado en la mañana, para seducir a mi marido.

Al terminar la clase, les pedí la tarea a los chicos para calificarla, asi que trabaje tarde otra vez mientras llegaba mi marido a recogerme, y también con la esperanza de que apareciera jhon y me hiciera sentir un placer inmenso como la otra vez, pero no, no apareció.

Entonces, ya iba a llegar mi marido, guarde los trabajos de los chicos en mi portafolios, y me dirigí al baño para retocarme y salir.

Caminando por el pasillo, pensaba:” me voy a volver loca, parezco una adolescente, necesito encontrar algo que mantenga mis pensamientos lejos de esa maravillosa y enorme polla negra de jhon, creo que no volveré a tener una si en mi vida.”, mis pensamientos fueron interrumpidos por el sonido de alguien que silbaba, provenía del baño de hombres, se me hizo raro porque ya todos se habían ido de la escuela, eran casi las 11 pm. La puerta del baño estaba entreabierta, indecisa, no sabia si mirar o no mirar, deseaba que fuera jhon…………Continuará…….

Bueno esta es mi historia de infidelidad en la escuela distrital nocturna, y como un chico me vovio adicta a las enormes pollas negras, lo que sucedió en el baño de hombres de la escuela, es algo que les contare mas adelante, porque mis experiencias en esta escuela aun no terminan y se hacen mas calientes………..

Lo mejor fue mi adicción a esas pollas, gusto por relatos interracial, espero seguir contando más historias como ésta.


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *