LA SOBRINA DE MI MUJER (Relato completo)

Relato con sobrina morbosa
Relato con sobrina de mi mujer

relatos sobrina sexo

Soy un hombre de 65 años, hace dos años que satisfago a mi mujer con masturbaciones y cunnilingus ya que mi polla no consigue la erección suficiente como para penetrarla, y cuando lo consigue no la mantiene.
El viernes 31 de marzo de 2017 mi esposa se fue a Irlanda. (nuestra hija diera a luz a nuestro primer nieto) Yo tuve que quedar para atender nuestro negocio. Una sobrina de mi mujer de 18 años que es alta, morena, aunque ese día estaba teñida, de melena negra y que tiene una carita preciosa, se quedó a cargo de las tareas domésticas que hacía mi mujer.
Cerré el negocio a las 9 y me fui a casa. Al entrar a casa me llegó el inconfundible olor a cordero asado. Ella, en la sala, me recibió con una sonrisa en los labios, una minifalda azul, una camiseta blanca, apretada, en la que se marcaban sus grandes pezones y unas sandalias blancas.
-¿Saco el cordero del horno?-me preguntó.
-Saca, yo voy a por el vino a la bodega.
Unos minutos más tarde estábamos cenando.
-¿Qué tal lr fue el día, tío?
-Mal. Casi ni hay ventas. ¿Y a ti?
-Bien.
Cambié de tema.
-Está bueno el cordero. ¿Al final te vas a quedar a dormir aquí o vuelves a tu casa?
-Ya la tía me preparó la habitación de invitados.
-Es bueno saber que uno no está solo en casa.
-¿Está pensando en verde?-me preguntó, sonriendo.
-No te preocupes ya ni estoy para esos trotes.
El cordero estaba tan bueno que fui a buscar otra botella y también la acabamos. Liego vino el café, que yo nunca tomo de noche, y el chopito de aguardiente. La verdad es que Ella acabó contenta. Le ayudé a recoger y después nos fuimos a la sala.
Cinco minutos más tarde los del CASI se iban a quedar sin audiencia.
-¿Tienes novio? -le pregunté.
-Amigas íntimas. Follé con tres chicos y ninguno me llevó al orgasmo.
Lo dijo y se quedó tan ancha. Pensé que me estaba tomando el pelo.
-Sí, y seguro que son modelos.
Sacó del i¡unas fotos y me las enseñó.
-Podrían ser modelos si quisieran.
La sobrina de mi mujer me estaba seduciendo. Maldije mi suerte. La cosa iba a emeorae. Lo soltó como la cosa más natural.
-¿Echamos un polvo. tío?
Le quité las sandalias, Ella se quitó la camiseta. Masajeé y besé las plantas de sus pies, besé y chupé sus dedos. Después fui masajeando sus piernas. Zonas del tobillo, zonas de las rodillas, zonas de sus muslos. Ella estaba con los ojos cerrados. Le subí la minifalda. Le aparté las bragas.Metí mi dedo pulgar en su vagina. La masturbé. Al rato ya mi dedo chapoteaba en sus flujos. Le metí dos dedos u trabajé su punto G. Pico después sentí como una especie de corriente de agua nacía en su vagina

URL

Comparte:

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.