Los mejores afrodisiacos: las bebidas y cócteles

Relatos fetichismo y BDSM
relatos fetichismo

Aquí os dejo la fórmula para una bebida para una noche de desenfreno, fetichismo por las bebidas y cócteles afrodisíacos:

Documentándome para un relato, descubrí una página donde vienen muy bien explicados como se preparan algunos cócteles afrodisiacos, así que os voy a poner los que he encontrado para que si podéis los pongáis en práctica con vuestras parejas o con quien queráis.

bebida afrodisiacos
bebida afrodisiacos

————————————-

CÓCTELES:

1. Grand Mimosa

Se dice de esta bebida que fue ideada a partir de un encuentro entre el zumo de naranja del desayuno y el champán de un aperitivo, afrodisíacos puros; un momento divino de ocio y disfrute. Este cóctel hay que servirlo en copas de champán, como no puede ser de otra forma, para crear esa siempre tradicional atmósfera encantadora.

Ingredientes:

• 7 cl de champán

• 2 cl de Grand Marnier

• 5 cl de zumo de naranja

Agregamos los tres licores en la copa de champán y los mezclamos cuidadosamente. Servimos muy frío.

2. Vino de Naranja; el filtro de la Geisha

Es sabido por todos que las geishas japonesas encarnan a la perfección el ritual exquisito del erotismo considerado como una profesión, hoy proponemos desde esta sección una sencilla receta para elaborar uno de los filtros afrodisíacos más sugerentes:

Para preparar este cóctel, son necesarios los siguientes ingredientes:

• Media naranja

• Clavo y un bastón de canela en rama

• 200 gramos de azúcar

• 75 cl de vino blanco y 10 cl de ron

En primer lugar, hay que pelar la naranja, juntamente con diversos clavos y ponerla a dorar en el horno. A continuación, se corta en trocitos la naranja y se deja macerar durante un mínimo de dos semanas con ron y canela en el interior de un recipiente cerrado. Cuando haya transcurrido este período, estos afrodisíacos los mezclamos los 200gr de azúcar con un poco de agua, añadimos el vino y lo vertimos todo en el recipiente donde guardamos la naranja troceada. Posteriormente, hay que dejar macerar la mezcla durante otras dos semanas, filtrarla, e introducirla en envases protegidos de la luz.

3. Cóctel Mil y Una Noches

Cuenta la leyenda que Sheherezade, hija de un visir de la corte, le contó al rey de la India una fantástica historia que duró noches y más noches, hasta que logró embrujarle por completo y evitar así que aquél cumpliera su venganza y la matara.

Este elixir de amor que esta semana presentamos se basa en una vieja receta india elaborada a partir de yogur batido y leche dulce, una bebida muy sensual y excitante que debido a su alto contenido energético resultará especialmente indicada antes de una larga noche de pasión.

Ingredientes para dos personas:

• medio litro de leche

• cinco dátiles

• yema de dos huevos

• una cucharada grande de miel

• una cucharada grande de leche dulce (de almendras)

• un vasito de ron y otro de vainilla líquida

Empezamos vertiendo la leche en un recipiente, en el que habremos introducido los dátiles. Lo cocemos a fuego lento hasta que éstos pierdan consistencia. Batimos las yemas de los huevos en un bol, añadimos la cucharada de miel y de leche de almendras y lo pasamos por la batidora. Una vez esté todo mezclado, echamos el vaso de ron y de vainilla. Sugerimos añadir dos claras de huevo batidas a punto de nieve para suavizar el licor. Por último, servir, es importante que nuestro elixir se tome tibio (no frío).

4. Romántico Martín

El Martini resulta ser uno de esos cócteles mundialmente conocidos, se dice de él que fue ideado a principios del siglo pasado por un barman apellidado justamente Martini, en un hotel neoyorquino. Su presunta paternidad no está asegurada, pero lo que sí resulta muy claro es el éxito y renombre de esta bebida. Suele tomarse en un contexto romántico y está presente siempre en escenas de seducción. Su preparación es bastante sencilla, nosotros te damos los ingredientes para que tú pongas el resto:

• 5 cl de ginebra

• media cucharada grande de vermouth seco

• una aceituna y unos cuantos cubitos de hielo

En primer lugar, ponemos el hielo en el vaso y vertimos los dos licores conjuntamente, las cantidades proporcionales son de una parte de vermouth por dos de ginebra A continuación ponemos una copa de Martini en fresco y vertemos la mezcla en su interior. Añadimos la aceituna y servimos. Si prescindimos del hielo, obtenemos una versión dry del Martini, si sustituimos en cambio la aceituna por una cereza, tendremos un sweet Martini.

Tequila sunrise: una confesión de amor

El atractivo fundamental de este cóctel reside en su fascinante coloración, una gama de superposiciones cromáticas que se logra a partir de la granadina y la naranja, teniendo en cuenta que el mayor volumen de la primera hace que se deposite en el fondo del vaso. Se atribuye la autoría de esta bebida a un camarero de San Francisco que .lo elaboró inspirado por la salida del sol (sunrise yen inglés, de ahí nombre del cóctel). La belleza del amanecer ya de por sí sugiere todo el resto.

• 5 cl de tequila

• 10 cl de zumo natural de naranjas

• granadina

• hielo

Primero colocamos los cubitos en un vaso largo (long drink) luego vertemos el tequila y el zumo de naranja en las partes establecidas y mezclamos. Con delicadeza, para obtener el efecto difuminado de los distintos colores, añadimos la granadina. Lograremos potenciar este efecto si mezclamos adecuadamente algún tipo de jarabe colorativo en función del fondo que deseemos obtener.

5. El frescor y la suavidad de la Piña Colada

La piña es considerada fruto afrodisíaco en la mayor parte de los países de América Latina. Al coco, por otra parte, se le atribuye la capacidad de estimular la potencia sexual. Estamos ante una bebida que combina la suavidad y espumosidad que le confieren ambos frutos con la melaza de los azúcares del ron. Pero, no hay que temer, la mezcla no altera el efecto estimulante de la misma…

Ingredientes:

• proporciones: 3cl de crema de coco por 4.5 cl de ron blanco por 7.5 cl de zumo de piña

• hielo picado

• rodajas de piña para decorar

Introducimos la crema de coco, el ron blanco y el néctar de la piña en una licuadora durante un breve intervalo de tiempo. A continuación, vertemos el contenido en un vaso relativamente grande. Se sirve muy frío. Hay que tener en cuenta que el jugo de la piña es lo que le dará cuerpo a la bebida, debido a la espuma que naturalmente forma.

6. El encanto veneciano del Bellini

La finura y exquisitez le confieren un aire de distinción a esta bebida tradicionalmente masculina. Fue ideada a mediados del siglo pasado en Venecia por el titular de un bar de la ciudad y su nombre se debe al pintor veneciano Bellini. Este cóctel, a base de cava o champán y de zumo, no admite sustitutivos, para obtener el néctar hay que pelar pequeños melocotones maduros para después amasarlos y filtrarlos en un pañuelo de tela, para obtener así el jugo, en último lugar, se mezclan con el alcohol.

Ingredientes:

• 4 cl (lo que equivale a una parte) de jugo de melocotones

• champán o cava

Se vierte directamente el zumo de los melocotones anteriormente obtenido en una copa de champán y completamos hasta el borde con cava. Es importante utilizar este tipo de copa, estrecha y alargada, porque la bebida se mantiene burbujeante por más tiempo. Obtendremos mayor espumosidad si además añadimos a la copa una cucharadilla de azúcar.

7. Mojito; el sabor estimulante de la menta

En Cuba, a mediados de los años veinte del siglo pasado, surge esta bebida, a partir del draque que empieza a mezclarse con el ron. Se populariza pronto como la bebida representativa del país. Refrescante por la lima y descarado por el ron, oculto bajo el hielo picado, el Mojito vuelve a repetir el sugerente poder afrodisíaco de la menta; se dice que en la India, los novios se pintan el ombligo con esencia de menta porque, según costumbre, a sus futuras esposas les gustará fregar su nariz en este punto. Si la menta tiene propiedades como ésta, ya es hora de que la incorporemos a nuestras bebidas;

Ingredientes

• zumo de media lima

• 6 cl de ron blanco

• agua con gas

• media cucharada de azúcar

• hielo picado

• 2 hojitas de menta

El azúcar se mezcla con el zumo de lima en un vaso de bebida largo, long drink. A continuación, trituramos las hojas de menta y las vertemos en el zumo. Completamos el vaso hasta poco menos del borde con trocitos de hielo picado. Por último, terminamos de llenar con el ron y mezclamos. Diluimos con el agua y decoramos el vaso con las hojas de menta que hayan sobrado o con alguna rodaja de limón recortada al efecto

Espero que os guste.

Comparte:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.