Mi mujer con otro

Mi mujer chupando polla
Mi mujer poniéndome cuernos

Follada por el semental relatos de cornudos

Hola, incluyo este relato en la parte de confesiones, porque es una confesión, aunque lo más adecuado sería ponerlo en un apartado de lo que soy, un CORNUDO LITERAL.

Historia de un cornudo consentido

Os contaré mi que historia comienza hace 6 años cuando yo tomé unas fotos de mi esposa posando para mi, lo cual me excitaba mucho pero después de varias fotos empecé a pensar si se me pierde mi cámara que pasaría me imagine a otros viendo a mi esposa desnuda y me excitó pensar que se masturbaran con sus fotos, después de un tiempo de pensarlo subí unas fotos a internet lo cual me ponía mucho mas y empecé a ver comentarios cachondos sobre mi esposa que real mente es muy atractiva es de senos grandes, buenos pezones gordos, de cintura delgada y un culo hermoso. Así que empecé a subir varias fotos hasta que un día me llegó un correo diciendo que buena estaba mi mujer y que se la iba a follar que le chuparía esas tetonas gordas como becerro lo cual a mi me molestó pero bueno me puso cachondo, eso era lo que buscaba mi esposa y se dio cuenta de lo caliente que le ponía al tio ese. Y se molestó pero me dijo ahora para que se te quite la tontería de zorrear, voy a andar de zorra de verdad a partir de ahora: y yo por supuesto no creí pero un día mi esposa empezara a salir con sus amigas más seguido de lo común.

Así que yo al mirar su ropa vi varias cosas de sex shop, vibradores, plugs, bragas nuevas, tangas llamativos, que nunca se los había visto puestos. Yo no tenía ni idea de esas compras hechas en una tienda erótica. A mi no me mostraba después de llegar  a casa, supuestamente después de estar con sus amigas, y llegaba despeinada y noche un día traía un vestido pegado y note que traía ropa interior de la antes dicha, y después llegó desarreglada y sin labial o pintalabios, y un día me dice voy a salir dos días por el trabajo yo dije que está bien.

Ahora sé que soy un cornudo contento

Así que después de un tiempo logré entrar a su computadora y vi su skype y tenía una conversación con un hombre que decía: “Siempre quise ver ese coño como se movía hasta que se me hizo verlo en acción y en directo, y sentir cómo apretabas el culo mientras yo metía mi lengua. Y ver como se mueve ese culo atrás y adelante y ver cómo rebotan esas tetonas al chuparlas”. Así que deduje, que al parecer, había quedado ya con él, la había metido la polla por el culo y vaciado dentro y la había hecho correr como una zorra. A la muy puta de mi mujer.
A ella al parecer le había gustado porque le decía que le gustaba mucho su polla y no podía de parar de pensar en cómo la follaba una y otra vez. Y cada vez que lo hacía se acordaba del cornudo de su marido, que soy yo.

Relatos de cornudos
Follada a cuatro patas por el semental

Desde aquel día supe que lo de cornudo, no fue cosa de un día. Se me empina solo de pensar en que se la folla uno que la jode mucho mejor que yo. Soy un cornudo contento, un cornudo consentido que se dice, no lo entendía, pero ahora sí.
Espero les haya gustado un poco al menos, y a ver si salen cornudos que no es tan dificil salir, al menos disfrutar como yo siéndolo y contándolo. Saludos

Comparte:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.