NUEVO RELATO !! La morocha llegó a horario, yo estaba impaciente y quería salir cuanto antes. Pasaríamos por una agencia de AFIP primero, luego vendría la fiesta de placer, el viaje en el auto hasta la agencia fue ameno, conversamos y aunque tenía la pija parada, por tener a semejante hembra al lado mío, todavía las hormonas no estaban a pleno. En la AFIP seguíamos hablando, la verdad ni se de qué, solo imagina bajo la ropa sus hermosas tetas y su precioso culo, que pronto serían para mi. Si, todo para mi. Iba a clavarle mi pija y llenarlo de leche. Al cabo deLeer Relato —>

Comparte: