Soy Darío y mi jefe y me aconsejo un intercambio de parejas liberales, que según me contaba, era algo muy común entre la alta sociedad en nuestra ciudad – caso del que jamás me había enterado, pero decidí creerle – Después de una larga comida en donde negociamos algunos precios y bebimos, mi cliente-amigo cambió abruptamente la conversación hacia cuestiones personales y, no se cómo, pero en menos de media hora la fue llevando hacia un callejón sin salida en dónde me preguntó abiertamente si mi esposa y yo habíamos intentado el intercambio de parejas. Por un momento pensé que me propondría algo que seguroLeer Relato —>

Comparte:

De nuevo, ya han sido algunos compañeros, que me dijeron pon algo más, de tu amiga la casada, la que quiere más y más, aquí os dejo un foto más. Le gusta mucho el estiramiento del pezón, lo que se dice la caída al barranco, ella misma se los tiene que proporcionar. Su marido, como dije en el anterior comentario (mejor que relato,y vuelvo a pedir disculpas ya que es zona de relatos), no puede con ella, y yo quedo con ella cuando podemos, para así bajar todo el calor que lleva dentro. Sus tetas son impresionantes.Leer Relato —>

Comparte: