Relatos interracial erótico

Estuve durante años de casada y dedicada al hogar, con fantasías de relatos interraciales, interracial, las vueltas que da la vida me convierten en una mujer adicta a las pollas negras llena de aventuras en una escuela publica, haciendome llevar una doble vida entre el matrimonio y la infidelidad del sexo interracial….. Así pues, soy Betty , tengo 34 años, rubia, de ojos azules, buen cuerpo, estoy casada, con una típica familia de estos días, con un amoroso esposo, dos hermosos hijos de 8 y 4 años, con todas las necesidades y virtudes que el hogar acarrea. Supongo que como la mayoría de las familiasLeer Relato —>

Comparte: