Orgías y sexo en relatos eróticos

Una noche salimos del club y fuimos a una hamburguesería de esas que abren las veinticuatro horas pedimos una para cada y una ración de patatas estábamos comiendo cuando aparecieron unos amigos nuestros se sentaron con nosotras y entablamos conversación con ellos uno de ellos Raúl nos miraba a todas con descaro me di cuenta al rato se fue al baño espere un poco y fui yo también -chicas me guardáis el bolso ahora vengo- Entre había cola en los dos, bien el todavía no había entrado era el último, delante de mi estaban dos chicas que entraron juntas al salir otra del baño yLeer Relato —>

Comparte:

Esta chica se sentia realmente sola, con 32 años lo tenía todo y sin embargo notaba un vacío en su interior… Hacía ya 7 años que estaba con Marcos y la monotonía se apoderaba cada día más y más de su vida, sabía desde hacía tiempo que su relación se había convertido en rutina, pero por eso mismo por rutina y costumbre se dejaba ir. Había decidido dar un pequeño cambio a su vida, iba a dejar su oscuro apartamento, en el que vivía desde que acabara la Universidad, y trasladarse a un dúplex moderno, luminoso que la mujer de la inmobiliaria les había descritoLeer Relato —>

Comparte:

Hace aproximadamente 2 semansas la mujer de mis sueños, la dueña de mi corazón, se vengó de mí, es verdad, yo me merezco eso y mucho más, pero jamás pensé que podía recibir ese tipo de castigos de Ella, y mucho mas pensando que yo soy la Dominante. Hasta donde yo sabía, toda mi vida transcurría de forma normal, el parón navideño en mi trabajo me permitió ponerme al día con mis relatos, y pasar mucho tiempo con Ella, no soy muy apegada a mi familia, así que como ya es tradición, paso las navidades con la suya, en un bello pueblo costeño de Venezuela.Leer Relato —>

Comparte:
Relatos eroticos de gays y sexo

Darío le gustaba alberto, quien era el hermano pequeño de su mejor amigo, desde abajo, tumbado boca arriba sobre la cama. La satisfacción estaba pintada en las bellas facciones del aún adolescente, y no era para menos: entre sus cuerpos se interponía el de una explosiva chica, desnuda como ellos, que habían conocido hacía menos de una hora. Alberto la estaba penetrando, todavía despacio, y Darío, que sentía las profundas acometidas del joven, lamía los pechos pequeños y compactos de la chica torciendo la cabeza sobre ella. Una veloz suma de acontecimientos había llevado a Darío hasta allí, y aún estaba algo aturdido por ello.Leer Relato —>

Comparte:

Una tarde lluviosa de otoño, Sábado, la televisión tediosa, sentados en el sofá, aburridos, hablamos de ver una peli porno por internet, mi chica empezó a buscar y la conectamos a la tele grande, así más cómodo, como hacíamos muchas veces, nos preparamos un vino espumoso. El ambiente se fue templando, viendo la peli nos metíamos mano, ya calientes hablamos de ducharnos y después disfrazarnos. La ducha fue un buen preámbulo nos lavamos mutuamente por todos los sitios sin dejar ningún rincón al azar, nos dimos crema por todo el cuerpo, la piel suave y nos fuimos a ver que nos poníamos, tenemos disfraces deLeer Relato —>

Comparte:

Una nota que realmente me excitaba pensar en las posibilidades de disfrutar con él y su esposa de una buena sesión de sexo, porque de eso se trataba, no había la menor duda ante la claridad del mensaje “Soy Carlos, el hombre que te metió la verga frente a los chavitos, te dejo mi número en la ciudad, pregunta por mi o por mi esposa, Irene, ella sabe de ti quiere que le hagamos una doble penetración, llámanos”. Así que llegando el siguiente fin de semana decidí llamar al número indicado en la nota. – Bueno – respondió una voz femenina pero sumamente juvenil alLeer Relato —>

Comparte:

Un fin de semana diferente con amigos Domingo: Me despierto, ya es domingo, miro el reloj son las 08:45 de la mañana, demasiado pronto para levantarse, reflexiono sobre la situación, y me parece increíble; no es una fantasía de las nuestras, lo estamos haciendo realmente, hemos pasado de la ficción a la realidad, (por todo lo que ha pasado), casi sin darnos cuenta. Paloma duerme plácidamente a mi lado; mirándola, me vienen a la mente todas las escenas vividas, hace tan solo unas horas, recordándolas no puedo evitar la excitación. Acaricio sus pechos desnudos, alimentando mi deseo y mí lujuria; semidormida, se mueve para facilitarmeLeer Relato —>

Comparte:

Me animo a contar una historia de esas de una mujer ya hecha con un pipiolo, que no ha visto casi un coño en su vida. Cuando uno menos lo espera, el sexo golpea tu puerta. Eran las 10 de la noche, venía llegando a mi casa, estaba estresado luego de un arduo día laboral. Ya había guardado mi auto y me preparaba para comer algo, acostarme, para ir al otro día a trabajar, cuando Mario, un amigo mío, me llega a visitar de improviso. Mario es el típico amigo que siempre esta cuando lo necesitas, amigo de infancia, amigo de la bohemia, de lasLeer Relato —>

Comparte:
Sexo con maduras relatos

Hola queridos lectores, gracias por todos sus comentarios, sexo con maduras, lo que atrae, aquí les traigo otra experiencia con mi cuñado y su polla descomunal que me hizo sentir tan bien, mucho más joven que yo, y muy caliente, que con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de los mejores amantes que e tenido a lo largo de mi vida. En esta ocasión, les relataré la 2ª vez que mi ex cuñado y yo tuvimos sexo, y desde la cual, se convirtió en mi amante habitual, como ya dije, este chico a pesar de la edad que tenía en ese entonces,Leer Relato —>

Comparte:

Por aquel entonces tenía 21 años, me llamo Andrés, ahora ya han pasado siete desde aquella tórrida historia con mi prima. Para comenzar diré que mi familia está compuesta por mi madre (separada), un hermano y una hermana; ambos menores que yo, pero por poco. En aquel tiempo eramos los tres solteros, así que vivíamos con mi vieja. Estabamos pasando premuras económicas, ya que sólo mi madre contaba con trabajo, el dinero escaseaba. Así que mi hermano había encontrado un trabajo esporádico en una ciudad cercana a Santiago (ciudad en que vivo), donde vivía parte de mi familia materna. De pronto ese trabajo se acabóLeer Relato —>

Comparte: