Venta de bragas usadas y ropa interior

Entre dos mujeres más que pasión y juegos, dos maduras sin prejuicios, su fetiche: las bragas usadas. -Sí….yo… bueno yo- desvió la mirada evitándome –Estoy confundida- Suspire… sus palabras me dolían de alguna manera, pensaba que ya había dejado en el pasado a su ex novio, pero me equivoque –Bien, es difícil- no sabia que decirle, yo no estaba enojada, solo triste -Te amo- Se recostó a mi lado recargando su cabeza sobre mi pecho -Yo también a ti- acaricie su cabello hasta que se quedo dormida No entendía como podía decir que me amaba y aun así estar confundida, no se porque estas cosasLeer Relato —>

Comparte: