Te pertenezco Gloria haz lo que quieras conmigo

3b 3c 3a 11321840_loofiles54

Gloria consiguió convertirme en su sumisa y en su puta como me gustaba que me llamara, así la obedecía en todo, todo, lo que  ella me ordenaba que hiciera, todas sus perversiones,  con mi hijo, con su amigo, mi hija, mi suegro esto es lo que fue pasando al ser su puta zorra y viciosa. Me gusta ser asi.

Ya sabía Gloria que en cuanto mi marido se iba a trabajar por la mañana, a eso de las 7 me quedaba sola con mis hijos  y yo solía levantarme más tarde, ya que solo tenía que despertarlos para ir al cole con tiempo para el desayuno y eso con hacerlo sobre las 8 era suficiente.


Un día estando charlando con ella y ya excitada, me dijo que estaba esperando que hiciera lo que me ordeno con Agustín  el amigo de mi hijo Álvaro y que lo hiciera ya, si de verdad era su puta sumisa, la dije que sí que lo haría todo, me ponía excitada mojada cuando me ordenaba, siguió diciéndome y a partir de ahora y dado que a Álvaro,  ya le pajeaba y también se corría en mi boca, los despertares tenían que ser ricos y así le tenía que despertar un poco antes y chupándosela para que viese lo rico que sería empezar el día. Me pregunto si había follado con mi marido y la confesé que algunas mañanas antes de irse lo tenía que hacer, pero que hoy solo le hice una mamada y si me gusto hacérsela, él suele cogerme la mano llevándola a su polla y me despierto con ella en la mano sabiendo lo que desea, me pidió que describiera como era su polla y la de mi hijo, me excite mucho haciéndolo imaginándolas, detallándola, como se ponen desde estar blanditas a ponerlas empalmadas furiosas, notaba que me estaba tocando me dijo puta córrete para esas dos pollas que son tuyas y me corrí mientras decía imagínate con las dos en tu boca. Cuándo se despidió me recordó lo que tenía que hacer.

 

En cuanto llego Álvaro, le dije que tenía que venir su amigo Agustín para que viesen las películas que les gustaban, recordó su conversación con Gloria  y ya sabía lo que yo tenía que hacer, no hacía falta que le dijese que era una orden de Gloria. Insistí que actuase como si fuese la primera vez que se lo hacía, que no viese su amigo lo que ya veníamos haciendo. Vinieron sobre las 6 de la tarde, yo me había puesto un vestido escotado sin sujetador y con aberturas entre los botones que dejaban ver mis piernas y muslos, en cuanto me vieron vi que no me quitaban ojo, deje que me vieran más de lo normal,  se hubiesen quedado allí mirándome  y tuve que hacer que me iba a la cocina,  mientras ellos fueron al dormitorio a ver las pelis porno que tanto les gusta. Deje un rato y entre en el dormitorio sin llamar, allí estaban pajeándose los dos como sabía que estarían, les dije no me extraña viendo esa película tan morbosa y me senté entre los dos diciéndoles, voy a ayudaros que os gustara, mis manos fueron a sus pollas y les pajeaba  a los dos, les dije que me tocaran las tetas, fue poner Agustín su mano en mis tetas me excito más y  a él también, vi como estaba a punto y antes de que se corriese me agache a chupársela, no tardo nada en correrse en mi boca,  después fui a la de mi hijo y también se la chupe hasta que se corrió en mi boca, estaban sin decir nada, yo con muchas ganas de correrme muy mojada.  Me puse de pie y me desnude para que me vieran y les dije que no sería la primera mujer que veían así y tampoco la única que les pajeara pero que me gusto ayudarles, salí al baño a tocarme y correrme sin poderme aguantar. Por la noche me dijo Álvaro que les había gustado mucho como me porte con ellos, Agustín estaba loco por mí, quería que lo hiciéramos más veces y le dije que de momento no más y ya veríamos que diría Gloria

 

Al día siguiente  hice lo que me ordeno Gloria, entre en su dormitorio un poco antes, dormía con calzoncillos me acerque a él vi que tenía una erección, esa visión me excito y me puse acariciarle por encima del calzoncillo él seguía dormido, se lo baje, pero ya daba síntomas de despertarse  notó que tenía su polla en mi mano moviéndola y me la metía en la boca, solo dijo, si mami sigue, y no pare hasta que se corrió en mi boca mientras él estuvo acariciando y agarrándome de las tetas. Luego le dije que tendría que despertarle así porque Gloria me lo había pedido. Me dio tiempo a salir y después ir al dormitorio de Lucia para despertarla estaba boca abajo solo con braguitas y no quise hacerla nada de lo que me apetecía de verla así, no nos daba ya tiempo. A partir de ese día seria así como le despertaría.


En cuanto me conecte, Gloria no estaba aún  y no paraban de pincharme y me puse hablar con un maduro como ponía su Nick, a esas horas fue directo al tema del sexo y puso una foto de su polla, preguntándome que me parecía, la verdad era una buena polla y le conteste que estaba de maravilla muy rica, me contesto que haría con ella, entonces improvisando le dije que de todo, que una cosa así no se podía desaprovechar jajá , en ese momento me pincho Gloria, no me di cuenta y tarde en responderla  enseguida, cuando la salud la dije lo que hice con Álvaro con todo detalle y ya me soltó lo buena puta que era, pero me pregunto también porque tarde en contestarla y si estaba hablando con alguien, se lo confesé, quería ver la foto de la polla y se la puse, uffff fue lo que me escribió en cuanto la vio, me pregunto que me parecía a mí y la dije que estaba muy rica y muy apetecible, volvió a insistir si me la follaria y si estaba mojada, la dije que sí, entonces me ordeno que quedara con él a follarlo, no la había contestado cuando me pidió el Nick y me dijo vete a esta sala “viciosa” y le invitas a entrar, hice lo que me dijo y aparecimos en la sala los tres, allí Gloria después de decirle a Juan, que así era como se llamaba  el de la polla rica, que yo era suya y que haría lo que ella ordenase le pregunto  si quería follar conmigo, Juan tardo nada en decir que si, Gloria le dijo que me había puesto muy excitada con su polla que yo deseaba que me follara. Gloria me ordeno que quedara  con él a follar sin preservativo y mañana me lo cuentas y a Juan le dijo, como la tienes ya mojada y tocándose haz que se corra veras que puta está hecha. Seguí con Juan tocándome mientras él me iba provocando y poniéndome más fotos de su polla, hasta que me corrí, estaba fuera de mí pero antes ya me dio su móvil para quedar.

Esa misma mañana quede con Juan en una cafetería y de allí me lo lleve a un piso que teníamos en la inmo para alquilar y follamos como locos, hizo que me corriera 3 veces en todo el tiempo que estuvimos y como me pidió Gloria sin preservativo. Le hice unas fotos  con su polla en mi boca, en mis tetas y  en mi coño. La iba a gustar como me porte y como me hice con esa polla tan enorme y rica.


Del piso me fui para casa a comer, Álvaro también vino a comer. Después paso algo que no tenía previsto, estaba en el sofá descansando y me puse a ver las fotos que hice con Juan, cuando apareció Álvaro sentándose al lado mía y claro vio las fotos que tan fijamente estaba mirando. Me cogió el móvil viendo todas las fotos que hice, me fije como se empalmaba  según le contaba lo que paso y porque tuve que follar a Juan, yo estaba muy mojada y con muchas ganas y me decidí a follarlo por primera vez, sin pensarlo más, le pregunté si quería follarme y en su cara vi la respuesta, me desabroche el vestido y mientras él se quitaba el pantalón, ya estaba desnuda, mi mano fue  a su  polla, se la acariciaba, la besaba, la chupaba  ya me notaba mojadísima y me puse encima suya, cogí su polla y me la fui metiendo en mi coño, entro de maravilla, uffff que placer sentirla ahí dentro y suya, empecé a moverme subiendo y bajando sobre su cuerpo, le pregunte si le gustaba, dijo si sigue me gusta, estábamos excitadísimos y le dije follame cariño córrete dentro cariño no te preocupes de nada. Se corrió y consiguió que por la excitación también me corriese, le puse muy mojado de mis jugos. Me acerque a su polla a chuparla y a limpiársela, me gusto su leche mezclada con mis flujos. Me saco fotos con mi móvil demasiadas

Después le dije que no dijera nada de esto a nadie, ni a su amigo porque no pensaba follar con Agustín, a no ser que Gloria me lo ordenase. Sabía que si Álvaro volvía  hablar con Gloria saldría el tema.


Al día siguiente le desperté con una mamada muy rica y esperaba poder hablar con Gloria para contarla todo. Cuando entre al Chat ya estaba allí esperándome y la conté como me lleve a Juan al piso y follamos y la puse las fotos, la gusto mucho lo puta y viciosa que me había convertido. Luego la conté lo que paso en casa por la tarde con Álvaro, que tuvimos que follar, no la gusto que lo hiciera sin que ella me lo ordenase aun, pero cuando la puse las fotos de Álvaro follándome la encanto, en ese momento el hacerme fotos  fue una norma para que las viera ella. Me pregunto si tenía algo en la boca aún de Álvaro, entendí por dónde iba y la dije que sí que le había despertado con una mamada como ella me ordenó. Gloria ya dejó caer que cuando le despierte por la mañana también podría follarle poniéndome encima de él.  Notaba que me estaba tocando y me dijo quiero que te corras  pero con que polla de las dos te gusto más, yo estaba ya cerca de correrme y la dije que las dos y  escribió que puta estas hecha córrete ahora y no me aguante más.


Al día siguiente, mi marido se acababa de ir después de follarme y sin lavarme fui desnuda al dormitorio de Álvaro, tenía mucho más tiempo, y cuando entre en su dormitorio vi que estaba empalmado, le quite los calzoncillos y cogiéndosela ya se

despertó, entonces me puse encima de él y dirigí su polla a mi coño se resbalaba y tuve que sujetarla hasta que me puse bien en vertical sobre su polla. Le dije follame, más bien le folle yo, me corrí diciéndole que me gustaba como me follaba, pero en mi cabeza tenía que me habían follado los dos hombres de la casa, casi uno detrás del otro. Él también se corrió y me eche a su lado relajándome abrazándole, solo le decía que me gustaba hacerlo con él.
Estaba deseando contárselo a Gloria, a ella la encanto pero siempre tenía algo más para hacerme mas suya aun. Seguía hablando con ella como siempre sin bragas y solo camiseta y me dijo que pusiera la foto follando con Álvaro, la puse y me ordeno que cogiera un plátano y me follara mirando la foto diciéndola lo que sentía, me dio mucho morbo hacerlo así, mientras decía Álvaro cariño folla a tu mami, córrete dentro lléname toda, cuando me corrí me dijo sácatela del coño y mételo por tu culo me costó que entrara, pero una vez dentro ya la grite que era su puta y la pertenecía, tuve otro orgasmo bestial, mientras ella me iba provocando con las fotos de Álvaro. Gloria también se corrió, pocas veces lo confesaba. Al terminar me pregunto qué iba hacer el domingo y la dije que vendría mi suegro a comer pero solo, ya  que estaba viudo. Enseguida dirigió sus preguntas sobre mi suegro, si me gustaba, si el me miraba con deseo,  la conteste que sí, que de siempre me sentía observada por él, me llego a preguntar si me había visto desnuda y la confesé que casi solo me pillo semidesnuda, y si se sobrepasó conmigo alguna vez, la confesé que al poco de casarnos algo hizo y me pidió que se lo contara todo.
Empecé a contarla como desde que conocí a mi suegro, detecte que siempre me miraba demasiado y claro veinteañera y con buen tipo y vistiendo sexy, sus miradas eran continuas y alguna que otra broma ya que es muy guasón, pero no salía de esas bromas y besos y abrazos demasiados pegados pero yo lo veía normal. Llevábamos casi 2 años de casados y tuvimos que ir a casa de mis suegros a vivir unos días, mientras nos arreglaban y pintaban nuestro piso. Por entonces aún estaba casado. Yo hacia la misma vida que en nuestro piso y salía a desayunar con la camiseta sin sujetador y a veces sin bragas, se notaba si iba sin ropa interior, pero yo no daba importancia a mi aspecto, total eran de la familia. Ni mi marido ni mi suegra, hicieron comentario al respecto y no di importancia a salir  así, a mi marido le gustaba que vieran que buen cuerpo tenia.  Sus miradas cuando no estaban ellos, eran muy lascivas y notaba que me deseaba, pero no podía hacer nada. El cuarto de baño era bastante indiscreto, porque además de la puerta de cristalera, que dejaba ver casi todo, la bañera solo tenía una cortina que cubría la mitad. A veces cuando me bañaba notaba  su presencia fuera, supongo que en cuanto veía que no le podían ver. Un día estaba bañándome ya secándome, entró en el baño, me dio tiempo solo  a taparme con la toalla. Aunque me veía las tetas, él se disculpó diciendo tenía que orinar sin falta y vi como sacaba su polla, estaba empalmado y no se tapo estaba claro que lo hizo para que viera que tenía buena polla, yo me quede detrás de la cortina del baño esperando que se fuera, no oí que orinase en ningún momento al rato se fue. No se lo quise contar a mi marido para evitar mal entendidos. Cuando salí del cuarto de baño llegaban mi marido y mi suegra de comprar churros y bollería, entendí claramente, que mi suegro entro a pajearse mientras me tenía allí en la bañera, hice como que se me olvido algo en el baño y volví  yendo al inodoro vi que estaba que estaba su corrida allí y se fue sin tirar de la cadena…


En la cocina solíamos desayunar en una mesita pegada a la pared, que en cuanto se sentaban dejaba un paso más que estrecho junto al fregadero. Así un día que estaba mi marido desayunando yo en el fregadero, mi suegro paso por detrás mía y sin cortarse me toco el culo bien tocado ya que no llevaba bragas, mi marido nos daba la espalda y ni se enteró y mi suegro al ver que no dije nada, que iba a decir, volvió a pasar otra vez pero esta vez se paró justo detrás mía y me llego a meter un dedo en el coño, yo di un respingo y se separó, le mire  con desaprobación, más tarde a solas me dijo que no pudo contenerse al verme tan bonita y sugerente, le dije que no lo hiciera más. Dándose la vuelta me contesto pues no salgas tan provocativa.  El último día aprovecho también el desayuno para tocarme el culo y decirme al oído sin que lo oyeran que me deseaba.

Desde ese día no le di oportunidad para que me volviera a tocar de esa forma, aunque sus miradas eran persistentes y no bajaba los ojos cuando se cruzaban con los míos, se tuvo que conformar con algún roce solo. El solía jugar con su nieta, con Lucia y la daba más de un arrechucho, mientras me miraba y con sus manos en las piernas de ella, era una forma de intentar provocarme porque siempre lo hacía cuando estábamos solas.

 

Después de contarla todo eso  Gloria me ordeno, que me pusiera una faldita corta sin bragas, que hiciese que me viera el coño y no me negase a lo que él quisiera. La dije que como me insinuase así, él no se cortaría a la mínima oportunidad, y me contesto eso es lo que quiero. La comente que en el piso sería difícil hacer algo y me contesto que tenía que ser una puta obediente y además que Lucia también se pusiera una falda corta para que su abuelo le vea las bragas. Dije que sí que lo haría todo. Después hable con Lucia para que se pusiera una falda corta, se puso una ajustada ceñida era bastante corta y al sentarse siempre se verían sus bragas, la dije que Gloria quería que estuviese así de guapa con su abuelo. Yo me puse una falda vaquera,  me llegaba por medio muslo pero al sentarme tendría que taparme o cruzarme bien las piernas, porque dejaba ver mis bragas aunque esta vez iría sin bragas y se me vería bien el coño, más peligro aun.

 

Nada más llegar mi suegro ya nos dijo lo bonitas que estábamos y muy provocadoras con esas piernecitas, le dimos los besos y risas de rigor aguantando sus achuchones, pero no nos quitaba ojo y yo pensaba que Gloria se saldría con la suya. La comida fue normal y no tuvo oportunidad de pillarme a solas en la cocina  ni fregando los platos. Después de comer nos sentamos en el tresillo, mi suegro aprovecho y se sentó en el butacón, yo estaba al lado de Lucia y mi marido a continuación, Álvaro se fue enseguida. Desde donde estaba mi suegro nos veía bien, desde luego las bragas de Lucia sin duda y yo me puse un cojín encima, porque la falda que llevaba se sube demasiado en el tresillo y deja a la vista que  estaba sin bragas, sería muy comprometido si se daba cuenta mi marido. Mi suegro no dejaba de mirar, pero se conformaba con las bragas de Lucia, no entendía como mi marido no se daba cuenta de todo. Al rato Lucia se fue a su dormitorio, nosotros ya dando cabezadas. 

Al rato ya dormidos, note que se me cayó el cojín y allí estaba mi suegro cogiéndolo del suelo, seguro que me lo dejo caer él. Mientras me miraba fijamente mi coño todo depilado, le notaba ya empalmado, sin tardar le miré y según me lo dio  me lo puse otra vez encima de la falda, cerré bien las piernas y me notaba excitada por lo guarra que era obedeciendo a Gloria, se quedó extrañado de que estuviera sin bragas y suponía que en algún momento me preguntaría porque estaba así, o cual era mi intención por estar así. Nuestras miradas se cruzaron y no la rechace, mi marido seguía al lado durmiendo. Entonces mi suegro me indico que me levantara el cojín, no lo hice, volvió a insistir dos veces,  por el morbo y excitación del momento lo hice, con su gesto siguió indicándome que abriera las piernas, las abrí me miraba con mucho deseo las abrí más, la falda ya estaba arriba y me veía bien todo el coño, vi cómo se metía la mano en el pantalón se tocaba, creía me iba a decir que fuese a tocársela pero se levantó y rápidamente se fue al baño. No sabía qué hacer, si seguirlo como quería Gloria o esperar, estaba ya decidida a ir al baño pero vi que mi marido daba síntomas de despertarse y no me atreví, cuando me di cuenta que seguía dormido ya era tarde para ir al baño, y  me quede en el tresillo. 

Me puse bien el cojín y metí mi mano por debajo a tocarme no podía aguantarme más   y me corrí en silencio mordiéndome los labios, apenas llego mi suegro me fui al baño a lavarme, supuse que entendió a lo que iba. Al rato dijo que se iba a ir y fue a despedirse de Lucia,  volvió me dio unos besos mientras me decía vaya par de zorritas había en esa casa y me gusto las bragas de Lucia pero más tu coño, sé que quieres que te folle. Off me sentí como Gloria quería toda una puta, más tarde me confesó Lucía que su abuelo entró al dormitorio sin llamar, para despedirse que ella estaba tumbada en la cama escuchando música con los cascos y como se acercó a ella a darle un beso pero su mano fue entre sus piernas subiéndola y empujándola hasta tocar su bragas entreteniéndose en rozar su rajita. Nunca se había atrevido mi suegro a tanto con mi hija. Le habíamos excitado mucho como quería Gloria, sabía que me terminaría follando, Por la noche recordando todo lo que paso, me excite tenia ganas de polla y folle a mi marido, mientras en la cabeza tenía a su padre follándome.

 

Comparte:

3 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.