CHANTAJEADA POR MI PROFESOR Y MI HERMANO

relatos xxx

Todo empezó un día de clases en la que el profesor Manu nos hablaba sobre la primera guerra mundial. He de admitir que nunca me apasiono la historia y empecé a aburrirme en demasía. De pronto deje de escuchar la clase y empecé a fijarme en lo bien que le quedaba aquella camisa al profesor. El profe era bastante jovencito y de buen ver. Se notaba que había gimnasio porque sus brazos eran bien fuertes y bajo esa camisa se dejaba entrever unos abdominales bien formados. Sus ojos de un color verde intenso y esos labios carnosos hacia tiempo que me tenían loquita pero… uff para cuando quise darme cuenta estaba una vez mas perdida en mis pensamientos.
-Iris, puedes seguir leyendo por favor.
Estaba tan absorta que no me había dado ni cuenta de que no había abierto ni el libro… mire a mi compañera y enseguida abrí el libro y empecé a leer muy entrecortadamente. No podía quitarme debla cabeza lo buenazo que estaba mi profesor… y peor aun… lo mucho que me mojaba en sus clases. Empecé a sudar ya que nunca me había costado tanto leer un pequeño párrafo del libro. No podía pasarme todo el curso así… jamás aprobaría el curso si mi profesor me distraía continuamente.
Esa tarde llegue a casa y me masturbe pensando en mi profe… no era la primera vez que lo hacia… pero estaba tan caliente que no me relajaba ni por esas… tenia que hacer algo… así no podía dejar las cosas. Tenia que poner cachondo al profe… el profe tenia que ser para mi!
Manu era nuestro profe de historia, nuestro tutor, profesor de ingles y también matemáticas. Y aunque en la clase que mas me distraía evidentemente era en historia… verle era un placer para mis ojos en cualquier ocasión. Había trazado un plan que no podía fallar. Me levante como cada mañana pero espere a que mi hermano saliera de casa alegando que iba un poco tarde, el iba un curso menos que yo y de normal solíamos ir juntos a clase pero sabia que no me dejaría ir así… que se chivaría. En cuanto se fue me puse un top blanco bien ajustado y con toda la espalda al aire, el cual solo se ataba por un par de cordones al cuello y otro par de cordones a la espalda. Por supuesto, que quedaría fatal ponerme sujetador asique no me lo puse. Un tanga blanco, una minifalda de tubo bien cortita color crema y unos zapatos de tacón acababan mi conjunto. Para que nadie me dijera nada antes de llegar a clase, por si acaso me cruzaba con alguien me puse un abrigo que no dejaba ver mi ropa.
Llegue bien justa a clase y sudando por haber tenido que correr, pero no me importo. De hecho me encanto sentir todas las miradas en mi en cuanto me quite el abrigo, incluso la del profe. El top se me pegaba por el sudor y se notaban un poquito mis pezones. Sonreí y pedí perdón al profe que me miraba bastante asombrado. Cuando todo se normalizo y el profe ya llevaba un ratito hablando sutilmente empecé a acariciar mis pezoncitos con el lápiz…Era inevitable mirar a ese bombón y no sentir deseos por el… cuanto mas los acariciaba mas me miraba el profesor y mas me gustaba aquello… poco a poco me recosté en la silla, como si ya me hubiera cansado de coger apuntes y con escuchar me fuera suficiente. Heche mi silla adelante para que mi compañera no pudiera verme y abrí ligeramente las piernas, dejando a la del profe mi tanguita y por supuesto mi lápiz jugueton,con el cual ligeramente iba acariciando mi tanga despacito pero sin pausa. El profe seguía dando la clase, pero de vez en cuando de reojo me miraba, sin dar indicios de que me veía. Al ver que no decía nada y que ninguno de los de clase parecía darse cuenta de mi juego… aparte un poquito el tanga y empecé a masturbarme con el lápiz directamente, oh que rico se sentía aquello… en secreto y solo a los ojos de mi profesor me estaba masturbando en medio de clase… ufff empecé a mojarme mucho y de repente me sobresalte.
-Iris acércate a la pizarra y por favor escribe los nombres, las fechas y sucesos imprescindibles o remarcables de este tema.
Saque mi lápiz y coloque como pude mi falda, pero notaba todas las miradas puestas en mi asique no me atreví a ponerme bien el tanga. No tenia ni idea de que iba a escribir en la pizarra… había hecho caso omiso en las ultimas clases… me acerque a la pizarra y cogí la tiza pero no se me ocurría nada… mire sonrojada al profe.
-No se… me he quedado en blanco
– Tomate un par de minutos, acabamos de acabar el temario… de algo has de acordarte. Escribe lo que recuerdes.
– Estaba un poco distraída… no se…
Sonó el timbre y de pronto me sentí aliviada. La siguiente clase también la teníamos con el mismo profe y me asombro la reacción que este tubo.
-Coge tu silla y ven aquí a mi pupitre, en esta clase no quiero que te distraigas… que tenemos examen pronto.
Me dejo sitio a su lado y no tuve mas remedio que ir. Mis planes se iban al traste… ahí al lado de el no tendría ocasión de jugar. Empezó a hacer repaso de todo lo que habíamos dado y entraba en el examen. Allí sentada a su lado estaba de lo mas nerviosa. Note como se endurecían de nuevo mis pezones y de nuevo empecé a jugar con el lápiz acariciándolos muy sutilmente. Mando unos ejercicios para hacer y se puso a sus cosas. No me lo podía creer… es que no me veía? O no le gustaba?
No podía concentrarme… quería saberme capaz de poner cachondo a mi profe… estaba tan concentrada en mis pensamientos que no vi que el profe me miraba directamente. No había parado de juguetear con el lápiz y para cuando me di cuenta me dejo una nota encima de la mesa “ya que tanto te gusta jugar en mis clases acataras mis normas si no quieres que el director y tus padres sepan a que te dedicas en vez de a estudiar. Ve al baño, quítate el tanga y entrégamelo. Como veo que te gusta mostrar, el resto del día les mostraras a todos tu secreto.”
Me sonroje. Si que me había visto y si que se había fijado… y ahora me estaba chantajeando? Como era aquello posible? Me miro expectante y temí que fuera capaz realmente de decir algo asique me dirigí al baño y me quite el tanga y lo estruje en mi puño derecho. Volví a clase algo sonrojada, de repente me sentía vulnerable… ahora era el profe quien jugaba conmigo… y yo solita me había metido en esto. Volví a tentarme en la silla del pupitre del profe, que sin haber empezado aun la clase me miraba a la espera… abrí el puño mostrándole el tanga tras el pupitre, esperando que nadie mas pudiera verlo, lo cogió y lo guardo en el maletín donde traía los libros y sin decirme palabra empezó a dar la clase. De vez en cuando se acercaba a mirar algo en el libro, ya q solía dar la clase de pie, y en esos instantes aprovecho para acariciarme y abrirme un poco las piernas, pero no hizo nada mas. Estaba tan confundida… que pasaría ahora? No tarde en tener la respuesta… a cinco minutos de acabar la clase me dejo otra nota encima de la mesa. “ahora, antes de que acabe la clase, ve al baño y sácate una foto bien sexy para mi… te recuerdo que estas a mi merced asique nada de jueguecitos. Aquí tienes mi numero. ********* No tardes.”
-prefe… necesito ir al servicio…
-quedan 5 min no puedes esperar?
El me había dicho que lo hiciera… que quería que además le implorara piedad?
-no puedo, profe por favor…
-esta bien, pero no tardes
Salí del aula a toda prisa y me dirigí al baño. La verdad es que tener que mandarle una foto sexy… no me parecía tan malo… el quería una rica fotito y yo… yo se la iba a dar… solo de pensar que quizá se masturbara con ella… me ponía… y mucho! Me moje un par de dedos con agua y los pase por mis pezones, para que se pusieran duritos y se marcaran bien. Después me senté en uno de los retretes y me subí la faldita lo justo para q no se viera nada por medio milímetro y coloque el dedo índice de la mano izquierda en mis labios, me imagine a mi profe delante de mi y puse la mirada mas seductora que pude. Click. Saque la foto y se la mande. Puse bien toda mi ropa y volví a clase como si nada hubiera pasado. Mi profesor me miraba mientras todos los demás hacían algún ejercicio, tiro mi lápiz al suelo “sin querer” y en cuanto me agache a recogerlo sentí sus manos en mis pechos, acariciando mis duros pezones despacito. Ufff que rico se sentía aquello…. Toco el timbre, se aparto y se fue de clase, dejándome allí, con ganas de mas.
No pasaron do minutos cuando recibí un sms de un numero desconocido “ bien hecho mi pequeña putita, la foto esta divina pero quiero mas… en la biblioteca hay muchos libros que sirven mas que para estudiar… veamos si sabes como usarlos en tus fotos… espero que esta media hora de recreo te de para dos fotitos…no me hagas tener que ir a donde el director”
La biblioteca siempre solía estar concurrida y mucho mas en época de exámenes…Cuando llegue no me asombro ver que todas las mesas estaban llenas y que había bastantes estudiantes buscando información en los ordenadores y mirando las diferentes estanterías. Encontré un pasillo vacío casi al fondo de la biblioteca. Me daba muchísimo apuro que alguien pudiera verme pero… y que podía hacer? Ya habían pasado 15 min de recreo… mire hacia todos los lados y no había nadie asique me decidí. Cogí un libro cualquiera y me hice una foto mandando un besito a la cámara de costado, con la faldita subida por detrás usando el libro para tapar mi culito. Acto seguido me baje la faldita y subí el top usando el libro para tapar la parte baja de mis pezones, haciendo ver con el libro un efecto escote corsé que dejaba intuir mis pechos pero no se veía nada en absoluto. Deje los libro en su sitio y se las mande junto con un pequeño texto “crees profe que les doy buen uso a los libros?” Espere contestación, pero no la hubo…
La siguiente clase se me hizo extremadamente larga y estar sin ropa interior la verdad que se me empezó a hacer incomodo. No podía separar las piernas porque quizá podían verme… Me vibro el teléfono a 10 minutos de acabar la clase. “Muy bien mi pequeña putita, crees que sabrías usar tus encantos y vestirte solo con los instrumentos de la clase de música? Espero fotos pronto” como iba a desnudarme entera en clase de música y taparme solo con instrumentos? Eso se complicaba demasiado. Era imposible que pudiera hacer esas fotos … me puse muy nerviosa y empecé a imaginarme como podría hacerlas… y cuando! Acabo la clase y empezamos la siguiente pero yo solo podía pensar en que lo que me pedía mi profe era absolutamente imposible. De nuevo vibro mi teléfono “seré considerado contigo y te diré que el aula de música esta libre a esta hora y por suerte para ti acabo de abrirla, pero cinco minutos antes de que acabe la clase la cerrare de nuevo. El cronometro esta en marcha” sonreí al ver que el profe tenia todo muy pensado al parecer. Pedí permiso para ir al aseo pero mi rumbo era bien diferente. El aula de música era mas bien pequeño, sillas, instrumentos, un pequeño espacio libre en medio de la sala y la mesa del profesor mire a mi alrededor. Una guitarra, un xilófono, una batería, unas castañuelas, un triangulo, una pandereta… al menos tenia donde elegir.
Cogí la guitarra, me pareció que por si misma podría taparme bien, la medí y mas o menos. Me puse en el rincón mas escondido del aula por si acaso. Me desvestí y colocando la guitarra de forma que no se me viera absolutamente nada hice la foto. La selfie no era nada del otro mundo pero… era difícil aguantar la pose y el teléfono a la vez. Después me coloque tras la batería y con la pandereta tape la zona de mis pechos e hice otra foto. Se las mande al profe y me vestí, no tardo en llegarme otro mensaje “sabes hacerlo mucho mejor… esfuérzate pequeña o tendrás que explicar muchas cosas” volví a mirar a mi alrededor a ver que podía hacer… me desnude de nuevo, cogí las maracas, me senté en una silla con las piernas abiertas de par en par y coloque las maracas tapando todo mi chochito. Después, con los palillos del xilófono hice una v y los agarre con mi mano izquierda, ya que con su forma tapaban perfectamente mis pezones. Y en aquella pose, me hice una selfie y se la mande al profesor. “vaya con delicias así… cualquiera se plantea hacerse músico… y si solo usas los palillos de la batería y del xilófono? Espero impaciente’ Aquello si… q no tapaba nada…no podía taparme entera solo con 4paillos! Al final me tumbe en unas cuantas sillas, puse los dos palillos de la batería verticalmente sobre mi chochito y en parte de mi vientre, los palillos del xilófono los coloque horizontalmente en mis pechos, intentando tapar mis pezones. Y así sin mucho convencimiento me saque unas cuantas fotos enfocando con mis brazos desde arriba. Mire y elegí la mas decente. Se veía parte de mis aureolas rosaditas y mi parte baja quedaba tapada muy justamente pero… era imposible tapar mas. Hacia mas de 20 minutos que había pedido ir al baño… me apresure a vestirme y salí corriendo del aula de música. Volví a clase poniendo cara de indispuesta y me excuse con la profesora porque había estado vomitando. Me senté en mi lugar y cogí el móvil, en teoría para escribir a mi hermano, pero lo que hice fue mandar la foto al profe que se limito a contestar “buena chica”.
La profesora que se quedo preocupada porque había estado vomitando me obligo a ir a donde mi tutor para poder irme a casa.
-Hola Silvia, Iris. En que puedo ayudaros? – dijo Manu con total naturalidad
-Iris esta indispuesta y aunque insiste en que esta bien, se ha ausentado 20 minutos de mi clase por malestar estomacal, considero que debería irse a casa.
-Esta bien Silvia, yo me ocupo de contactar a sus padres, muchas gracias.
-Estoy bien, de verdad profe, no es necesario importunar a mis padres… enseguida se me pasa.
-Te tomaras una manzanilla y veremos que tal te va, por ahora te quedaras aquí conmigo. Silvia podrías avisar a Ana que Iris se ausentara de su clase por ahora por favor.
Silvia asintió con la cabeza y se fue cerrando la puerta tras de si. Mire al profe confundida y preocupada. El no decía nada y estaba preparando la manzanilla.
-Estoy bien profe, no necesito ninguna manzanilla
-Tranquila, enseguida he entendido que has necesitado una excusa, aunque no sabia que pudieras ser tan convincente. Quien necesita la manzanilla soy yo… tus fotos…
Me enrojecí y me quede callada.
-Aunque si que deberías irte a casa Iris, Silvia no se quedara tranquila sabiendo que sigues por aquí.
El profe se levanto de la silla para acompañarme hasta la puerta y pude ver claramente como había un gran bulto en sus pantalones. Me quede absorta mirando, que deje de escuchar lo que me decía.
-Espero que te mejores y mañana vengas con ánimos para las clases.
Fue lo único que atine a escuchar. Me fui a casa, vivía bien cerca asique a los 5 minutos ya entraba por la puerta. Por supuesto no había nadie en casa y yo muerta de la calentura, llegue a mi cuarto, deje las cosas, me desnude y empecé a masturbarme imaginando lo que aquel bulto de mi profesor escondía. Cuando ya estaba algo húmeda se me ocurrió que podía grabar aquello y verme a mi misma después… nunca me había planteado como se me vería de fuera, pero con esto de las fotos del profesor… me intrigaba verme tal cual me veían los demás. Puse mi móvil a grabar y seguí jugando conmigo misma, calentándome y pensando en el buenazo de mi profesor. Estuve tanto rato que en cuanto me relaje me quede dormida. Cuando me desperté, me puse una camiseta y un tanga (ya que suelo andar así por casa) y fui a la cocina a beber agua. Mis padres aun tardarían en llegar pero mi hermanito hacia rato que tenia que estar por casa. Aun estaba medio dormida cuando apareció en la cocina.
-amaneciste! Toma tu móvil, lo he cogido prestado porque el mío andaba sin batería y había llamado mama. Silvia me dijo que no estabas bien y vine a casa antes de acabar las clases. Porque no me has avisado? Estas mejor?
-Silvia es un poco exagerada, estoy bien, nada mas que estaba un poco mal de la tripa…
– Deberías de hacer los deberes. Mama ha dicho que hoy vendrán tarde a casa asique cenamos los dos solos.
– si esta bien hare los deberes y después vemos una peli?
-bueno ya veremos… tranquila hermanita que yo me encargo hoy de la cena.
No tenia muchos deberes pero tampoco ganas de hacerlos. Cogí mi móvil y repase toda la conversación o seudoconversación con mi profe. Para cuando me quise dar cuenta era la hora de cenar. Mi hermanito se había currado la cena y estaba deliciosa.
-Vaya pequeñajo, no sabia que supieras cocinar tan bien
-Hay muchas cosas de mi que no sabes
-Ah si? Como que a ver?
-si te las digo… ya las sabrás y pierde la gracia
-eres un ….
-soy un que? Vamos hermanita si no tienes nada malo que decir de mi…
-Aun no me he recuperado y estoy cansada. Me voy a ir a la cama vale?
-Esta bien, mejórate hermanita. Te veo en el desayuno.
No tenia nada de sueño pero no podía quitarme al profesor de la cabeza y eso… no podía explicárselo a mi hermano. Alrededor de una hora mas tarde escuche la tv de mi hermano a todo volumen y me levante de mi cama con la intención de preguntarle a ver si estaba loco. En cuanto me acerque a su puerta y escuche mejor… eso no era la tele. Ohhh profe… ohhh profe ummm si profe… ahhh que rico! Si asi ummm. ERA MI VIDEO! Intente abrir la puerta pero la había cerrado con pestillo. Abre la puerta! Ábrela de una vez! Grite y golpee una y otra vez pero el muy capullo no se digno a abrir. Como tienes eso? De donde lo sacaste?! Como te atreves?! Chille y maldije a mi hermano a través de la puerta, pero el… no dio la cara.
Deje de chillar y frustrada por la situación fui a mi cuarto y le escribí un mensaje a mi hermano. “ Has traspasado todos los limites. Eso son mis cosas y mi intimidad y no tienes derecho alguno de cotillear mis cosas. Eres un cabron. Borra eso ahora mismo!”
El mensaje que recibí de vuelta me dejo mas hundida de lo que podía esperar… “Enferma hermanita? Ser la putita del profesor hoy en día es estar enferma? Escribiéndole a mama he visto la conversación con el profesor y tus fotos son bien calientes. He entrado en la galería de fotos para mandármelas a mi mismo y ahí he visto el video. Sabia que estabas buena y que eras un poco suelta pero… no sabia que eras tan putita. A partir de ahora quiero copia de todo lo que le mandes al profesor, si no quieres que tus amigos y papa y mama vean todo esto…’
“Eres un degenerado, ahora te gusta masturbarte viendo a tu propia hermana? No te das cuenta de que eso esta mal? No lo hare, no te debo nada, eres un cerdo! “ sabia que me tenia bien agarrada el pequeño e inocente de mi hermanito … no era tan inocente al parecer…
‘ Si tu no estuvieras tan buena y fueras tan puta esto no pasaría hermanita… la única culpable aquí eres tu. Si que lo harás… siempre te gusto jugar con tu hermanito… míralo así… esto solo es uno de todos esos juegos que jugamos como hacernos cosquillas o ver quien pica mas al otro… solo es un juego mas… y como no creo que quieras perder y sus consecuencias… hermanita jugaras!”
No conteste. No tenia con que defenderme. No creí que mi hermano fuera capaz de difundir aquellas fotos y aquel video pero tampoco le creía capaz de ser así conmigo… asique… y que podía hacer? Me quede en mi cama pensando. Debía o no debía aceptar aquel chantaje?
Continuara…

1 Comentario

  1. Que bien relatado.esperare.si lo continuas.la foto muy real.si tienes fotos similares como lectora.se agradecen .aportan morbo real al relato.enhorabuena

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.