Una noche con amigas

Madresxxx calientes

Hola a todos solo queria pasar una noche agradable con mis amigas.

Mi amiga Lena, una chica rubia, de pelo liso color platino y buen porte, aunque con poco pecho, había organizado la jornada quedando con otras dos amigas, así que llevábamos toda la tarde bailando, cuando el sudor y el exceso de alcohol empezaron a tener en mí ciertos efectos. Bailábamos en el centro de la sala, de forma descarada, restregando nuestros cuerpos uno contra otro, mientras algunos de los asistentes miraban sin disimulo.

Algún cliente empezó a decirnos que lo hiciéramos sin ropa, otro que al menos nos quitáramos las camisetas y uno bastante tocado por la noche, dijo sin reparo que debería agacharme para comerle el coño. A mí eso me excito mucho, pero fue suficiente para que una de mis amigas no pudiera aguantar más groserías, y se marchase.

Al camarero tampoco parecía importarle mucho nuestra actitud, de hecho la fomentó invitándonos a dos chupitos, que se vieron multiplicados con las invitaciones de otros clientes, absolutamente salidos por el espectáculo.

– “Estos son por cuenta de la casa”, dijo más de una vez el camarero.

Mi amiga y yo pronto excitadas y al lavabo sin bragas

Al instante, un tipo alto y engominado que encajaba bastante poco en el local, se acercó y nos pidió que nos sentáramos con él. Invitándonos a una nueva ronda lo hicimos. Llevaba una camisa blanca absolutamente inmaculada, bien planchada y un traje caro de Armani de color gris marengo. Seguro de sí mismo y mirándonos fijamente nos contó que había apostado una cantidad de dinero con sus amigos a que podía conseguir nuestra ropa interior. Además, añadió que para él estas cosas eran una cuestión de competencia entre machos, por lo que no tendría inconveniente en darnos el premio económico de la apuesta.

GORDA COMECOÑOS Y CON SU CORRIDA BESTIAL ENCIMA DE SU AMIGA

Más excitadas aún, mi amiga y yo nos fuimos al baño donde nos quitamos el tanga y las bragas, no sin antes apretarlas contra nuestros coños para que estuvieran bien impregnadas de nuestro aroma. Era una situación caliente y atrevida a la vez, llegamos donde él se encontraba como satisfecho por su triunfo y con disimulo se la di por debajo de la mesa, mi amiga muy excitada le dijo que para ganárselas debía de darle el mejor beso que supiese… su livido estaba muy subido y el hombre ni corto ni perezoso se puso de pie se acerco a ella y la dio un buen morreo, no sin antes subirla poco a poco su vestido y dejar ver su bonito culo, la susurro algo y los dos se acercaron a sus colegas, les enseño la ropa interior y ellos le pagaron.

Despues de invitarla a otro par de chupitos y aprovechando el tiron, se la llevo al baño donde la hizo gritar como una perra.

Durante ese rato, tres machos grandes y muy fuertes, dos de ellos de raza negra, se me acercaron diciendo:

– Que tal? Muy fresquita ahí abajo…

Yo me reía pero en realizad estaba muy cachonda y acalorada, y sin ropa interior.

Nuestra conversación consistió en sus rabos, en lo buena que yo estaba y en preguntarme por mis experiencias, consiguiendo sacar alguna muy intima debida a mi grado de alcohol en sangre.

Aquellos cabrones con su palabrería hicieron que mis leggins se pusiesen my húmedos y estaba apunto de pedirles que me follasen en los baños pero en ese momento apareció mi amiga, desnuda de cintura para abajo diciéndome que le dejase el short del gym. Venia con el pelo alborotado, corrida chorreando por sus muslos y una cara de bien follada.

De camino al coche, les vimos salir a fumar un cigarro, el engominado tenía pinta de llevar la batuta de la conversación y la verdad me había quedado con ciertas ganas de seguir conversando con ellos para ver en que acababa todo aquello.

Desde lejos pude escuchar algún piropo que otro sobre mi amiga pero mios, escuche por ejemplo que tenia pinta de viciosa y de muy morbosa, asique nos acercamos

– Sabíamos que volverías-dijo uno de ellos

– Ah si? Porque crees que volveria?-conteste

– Fíjate, tu amiga sigue flipando de la follada que le ha dado mi colega, y tu, te has quedado con ganas de saber quién es el que va a acabar follando y seguro que esa curiosidad te esta poniendo demasiado cachonda como para que tus leggins se hayan pegado a ti y nos estén deslumbrando con estas vistas.

Yo tenía muchas ganas de follar y se me notaba bastante

Yo, acto seguido me avergoncé pero era verdad, estaba muy cachonda y tenia tantas ganas de follar que se me notaba mucho. Asique me hice la ofendida y deje que siguiesen.

– Creo que tu amiga solo quiere ir para casa pero tu, necesitas acabar la noche bien con algo de marcha y sigues pensando si quieres que te folle uno de nosotros o puedes con los cuatro..

Estaba haciendo que sus palabras me sedujesen aun mas, no aguante y les dije que quería que fuesen a mi casa, les apunte la dirección y cogí el coche, lleve a mi amiga a su casa y creo que no pase ningún semáforo en verde.

Al llegar a la puerta de la casa no vi a ninguno de ellos, entre por la puerta del jardín y cuando iba a abrir la puerta de la cocina, se abalanzaron sobre mi. Me arrancaron la ropa y el chico alto blanco, Luis, chico de 190cm cuerpo fibrado y guapete dijo que me iban a proponer varias cosas para uno de ellos acabar follandome. Yo me había hecho a la idea de follarme a los cuatro. Luis propuso una competición de anchura de rabo, donde yo era la jueza. Gano el por supuesto, frente a los rabos largos de los negros y el rabo típico español del engominado.

El engominado era Carlos, un empresario de la zona que se había separado no hacia mucho y contaba por más de 100 las tías que se había follado desde hacia menos de un año que lo había dejado con su esposa y su propuesta fue, dar un lametazo a cada una de esas pollas y saber de quién eran. No acerté ni una.

Ramón el negro más grande propuso algo bastante brusco, pero él quería saber si mi culito era apto para su rabo y tenía un consolador mini pollon negro muy venoso que dijo que debería aguantar con ello dentro un buen rato, me coño me pedía que eso fuese para adentro e intente que asi fuese pero no acepto el trato.

Asique Juan, el segundo negro, mas callado y muy serio dijo que el meteria su polla en mi coño y no podía gritar ni gemir. No lo conseguí.

Yo cuando me saco su polla sentí entre alivio y mucho placer, y acto seguido tuve un buen orgasmo para deleite de mis cuatro hombres, retorciéndome desnuda en el frio césped de aquella noche maravillosa.

Nos dimos un baño desnudos en mi piscina, con risas y mucho erotismo, sus pollas me rozaban semi erectas, lo que hacía de mi una muñequita muy manejable de lo cachonda que me habían puesto.

Poco después nos quedamos fríos, salimos de la piscina y entramos en casa, les pase unas toallas y dijeron que su frio era corporal pero sus mentes estaban muy calientes. Carlos, me dijo que querían verme seducirles, que me vistiese y me pintase de arriba abajo como si fuese una cita, subí y me dispuse a deslumbrarles. Les escuchaba muchas barbaridades que hacían que mi coñito pidiese a gritos sus pollones. Llego un momento que les deje de oir, ya me quedaba poco, pero me acerque a la barandilla donde puedo ver todo el salón y allí estaba machacándosela como monitos, había pillado mi película x amateur, en la que soy prota.

Baje por las escaleras a modo de película, muy guapo, poquito retoque de maquillaje pero si un tanguita de encaje sin sujetador. Llevaba un vestido espectacular que lleve en la boda de mi mejor amiga, negro muy bonito escotado de espalda hasta casi ver mi culito muy sexi y por delante muy serio tocones tipo sandalia de 12 cm que me hacia estar casi a la altura de los mas altos y dejando abajo a los mas bajitos. Aquel vestido debió de impactarles mucho, dejaron quietas sus manos, abriendo sus bocas y quedando sin palabra. Luis, muy galante se acerco y me ofreció su mano para acabar de ayudarme a bajar los últimos peldaños.

Los demás se dedicaron a aplaudir y a soltarme piropos, la verdad, muy bonitos para lo que me esperaba, viendo lo que estaban haciendo.

Un juego erótico en público que me ponía muy cachonda

Después de un buen rato de interrogatorio sobre la película, ellos dijeron que íbamos a pasar a la acción. Mi misión consistía en salir a pasear a la calle donde ellos me viesen y colgar el tanguita en el retrovisor de su coche, sali y fue fácil, ningún alma por la calle, volvi con paso firme a casa. Ellos ya estaban totalmente desnudos y dijeron, elige por quien empezar y cómele el rabo, yo les pedí que cerrasen los ojos y en ningún momento los abriese.

Empecé con la que me pareció más jugosa, la de Luis, aquel chico llamaba la atención y mientras estaba mamándole su pollon gordo pedí al negro que si quería acabar metiéndomela en mi culito debería empezar a sobármelo con su lengua o su polla.. asi lo hizo jugaba con su lengua, un dedito, colocaba su polla entre mis nalgas y se escupía en la polla para facilitar el juego. Los otros esperaban impacientes su turno con los ojos cerrados y abriéndoles cuando creían que no les miraba, les dije que si alguno le pillaba no haría nada mas con él. Les pedi que mientras me quitaba el vestido y lo dejaba caer hasta mis tobillos me mirasen con atención y a los ojos…me dieron morbo sus caras y cuando iba a quitarme los tacones los cuatro al unísono dijeron que no!

Yo seguí con lo mio, me colocaron de cara a uno de ellos con las piernas totalmente estiradas de pie, y agachando el torso hacia su polla comiéndosela y degustándola mientras el otro se seguía rozando y viendo la maravillosas vistas. El cabron cuando me iba a subir a cabalgar en su rabo se corrió, yo estaba super excitada y el dijo que no aguantaba más pero que había acordado en no follarme hasta verme suplicándoles polla. Yo les dije que ya estaba suplicando pero no aceptaron eso como verdadero.

Me puse a disfrutar del siguiente rabo, quería dejar al negro jugando en mi culo y empecé a chupar los dos restantes, aquellos se volcaban me empujaban la cabeza me forzaban y yo les salivaba incluso les escupía en sus rabos y jugaba con mi mano restante.

En uno de aquellos momento, sentí la polla del negro apuntando a mi culo y se la agarre y me la clave de golpe en mi coño, aquella sensación fue maravillosa, pero se giro y me empujo donde cai al suelo. Alli tirada fue como empezó todo, parecían locos. Uno de ellos me follaba por detrás mientras otro me follaba la bocaza propinándome pollazos que hacían que me diesen arcadas..

Me cogían en volandas y me follaban, yo mamaba a unos y a otros, hasta que decidieron intentar follarme el culo, aquel negro se ofreció a hacerlo. Metió un dedito luego dos aquello parecía fácil, asique probo con su rabo y si al principio entro muy bien, pero después aquello me mataba me quemaba, trate de zafarme pero aquello había empezado a funcionar y sin fuerzas me seguía follando. Sin poder moverme ellos se turnaban para bombear mi culito, aquello me estaba empezando a dar placer y decidieron que querían follarme por los dos, una doble penetración con aquel tamaño de pollas….

Creo que lo lleve más o menos bien, omitiendo todos los gemidos y gritos que podían estar escuchando todos los vecinos, estaba siendo un polvazo con aquellos cuatro hombres! Después pasamos a los recordatorios, querían hacerse una foto cada uno en las tres posiciones, sus pollas perdían fuerza por las risas y yo tenia que comérselas para endurecerlas, mi culo en aquel momento estaba muy tragón y quise que después de aquellas fotos cada uno terminase en una de las partes de mi cuerpo. No hubo manera, cada uno de ellos acabo corriéndose dentro de aquel culito tragón.

Me dejaron allí tirada, escurriendo semen por mi culo y mas cachonda que nunca. Les ofreci a quedarse aquella noche conmigo, pero iba a ser algo incomodo. Todos ellos se fueron, no sin antes despedirse rozando sus pollas conmigo o incluso la ultima metidita. Yo seguía sobando sus rabos mientras se vestían y viendo la peli con ellos la ultima escena. Pude volver a poner erecto la polla del negro mas tímido y le pedí que durmiese conmigo, acepto pero que tenia que hacer una llamada a su mujer, ¿a su mujer¡¡!!?

Subimos a mi cama y el tio me follo violentamente en varias posiciones a su antojo, a cuatro patas mordiendo la almohada, de pie por el balcón, follando el el baño, y finalmente en la ducha… alli acabo. Yo mientras terminaba de ducharme el se metió en mi cama, cuando sali, el hombre ya estaba roncando. Habia sido una noche para recordar.

Ya por la mañana, me levante y trate de hacer despertar a su pollon, seguía cachonda pensando en lo ocurrido. Lo deje. Me puse un camisón y baje a la cocina prepare un buen desayuno y le llame para desayunar, comimos un poco y le volví a pedir que me follase, su polla creció y mientras él terminaba el café yo ya tenía su polla en la boca… Dijo que solo me follaria el culito, que no quería quedarme embarazada que ya tenia 6 hijos y que no podría alimentar uno más.

Después de un buen rato aparición todos ellos que me habían robado unas llaves y entraron en casa, todo el vecindario les pudo ver y sentí apuro, pero aquello no había terminado.

La verdad es que fue la mejor noche de mi vida…

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.